Los últimos meses han estado marcados por varias llamadas de atención de parte de muchos expertos en renta fija que alertan sobre el pinchazo de una supuesta burbuja en este activo. Lo cierto es que lo que publica Bloomberg va algo más allá.
 

Pinchazo de la burbuja, fin de un mercado secular alcista de la renta fija. Lo que está ocurriendo en el mercado de bonos no ha pasado desapercibido por nadie, sobre todo después de que en los últimos meses hayamos visto fuertes movimientos en algunos activos como la rentabilidad del treasury americano disparándose por encima del 2,5% en solo unas semanas.

La agencia de noticias Bloomberg se hace eco de un estudio de un doctorando de Harvard en el que se avisa de que  si la burbuja del mercado de renta fija estalla, sus efectos serán peores que en 1994, cuando los bonos soberanos del mundo sufrieron la mayor caída anual de su historia.

El autor del estudio, Paul Schmelzing, explica que “analizando los ocho siglos de datos que tenemos disponible, he descubierto que el bull market que renta fija que terminó en 2016 ha sido el más largo de la historia”, afirma.  “Los datos sugieren que su corrección estará marcada por fundamentales ligados a la inflación y la marcha de los invesores será peor que la “masacre de los bonos” de 1994”, alerta.

En aquel año, el índice America Merrill Lynch Global Government Index sufrió su peor caída anual después de que el entonces presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, subiera duplicara los tipos de interes. El Treasury a 10 años subió desde el 5,6% hasta el 8% en noviembre.
El autor del estudio explica  que “el actual mercado de renta fija se enfrenta a la tormenta perfecta ante el posible empinamiento de la curva, la subida de los tipos de interés después de más de tres décadas de caídas de rentabilidad”. El trimestre pasado, apuntan el Bloomberg, ha sido el peor para los bonos soberanos desde 1987.

Masacre de los bonos