El beneficio neto de Acciona fue de 596 millones de euros en el primer semestre del año, 5,8 veces más que en el mismo periodo de 2015.
 
Esta mejora se ha producido por la confluencia de muchos ingresos extraordinarios que no proceden de la actividad recurrente. En concreto, ha recibido un efecto positivo de más de 700 millones de euros de una plusvalía  asociada a la fusión de AWP con Nordex , así como la plusvalía derivada de la compra de un 37% de ATLL a BTG Pactual, la reversión de una provisión debido a la resolución favorable sobre la sanción impuesta por la CNMC a Trasmediterránea y la adquisición de una deuda a descuento

A esto hay que restarle un apunte negativo por valor de 210 millones, que incluyen los costes financieros surgidos por la cancelación de la deuda asociada a ciertos activos de la división de Energía y que han supuesto un cargo de 122 millones.

Sin estos apuntes, el beneficio de Acciona antes de impuestos hubiera decrece un 43,2% situándose en 87 millones debido al descenso de los ingresos de la división de energía, cuyo beneficio antes de impuestos ha caído un 64,7% por el descenso de los precios del pool.  Tanto la división de Infraestructuras .

Magnitudes operativas


Eso ha provocado que los ingresos hayan caído en el trimestre un 16,3% hasta 2.764 millones, debido principalmente al efecto combinado de los siguientes factores: caída de los ingresos de Energía  y la caída de los ingresos de Construcción  por la menor actividad en España.

En cuanto a la contribución por negocio, la principal aportación al EBITDA provino de Energía (70%), seguido de Infraestructuras (22%). El resto de negocios aportaron un 8%.
Resultados de Acciona