La agencia Bloomberg asegura que Telefónica ha sido una de las compañías que ha elegido el BCE para iniciar su programa de compra de bonos corporativos.
 
La agencia explica que las compras de hoy han incluido a la operadora española, la utitity francesa Engie y a la mayor aseguradora italiana, Generali.

Cárpatos explica en su sección de Estrategias de Inversión que las compras de los títulos de Telefónica han provocado una reacción inmediata en el precio, tal y como puede verse en el siguiente gráfico. Si el bono se corresponde con esta emisión, estaríamos hablando de un título con vencimiento en abril de 2026, es decir, en 10 años.

Telefónica bono


Como explican todos los analistas, solo el anuncio en marzo de este programa ya afectó a las rentabilidades de la mayor parte de las emisiones elegibles por el BCE, es decir, que pueden ser compradas. Entre ellas, Telefónica, una de las compañías europeas más endeudadas.

En la actualidad, la operadora española tiene una deuda de más de 60.000 millones de euros. Una cantidad seis veces mayor a su EBITDA y que supera, incluso a su capitalización.
La deuda es, de hecho, una de las principales preocupaciones de Telefónica y en la que su equipo directivo trabaja  muy directamente. Hace solo unas semanas la comisión de la competencia de la Unión Europea desbarató los planes de venta de la filial inglesa de la compañía, O2 a Hutchinson Wampoa por algo más de 13.500 millones de euros.

Mientras surge otro comprador, la empresa busca otras alternativas como la salida a bolsa de su filial de infraestructuras de Telecomunicaciones, Telxius, que podría debutar a principios del mes que viene.

Entre tanto, la cotizada tendrá que hacer frente solo este año a vencimientos por un importe superior a 2.900 millones de euros.

Vencimientos de Telefónica