El BCE  ha utiilzado la última bala de la recámara - la que muchos pensaban que dejaría intacta hasta diciembre - y ha bajado el precio del dinero en un cuarto de punto, hasta el 0.25%.

El mercado esperaba que fuera en la reunión de diciembre, y no en esta, cuando el organismo presidido por Mario Draghi bajara los tipos de interés. El temor a una deflación - caída de precios en un entorno de crecimiento - justificaría esta decisión. Sin embargo, el BCE ha decidido adelantarse y ha bajado a mínimos históricos los tipos de interés : al 0.25%, según ha informado el organismo en nota de prensa.

Tipos de interés del BCE


El organismo sigue así el camino marcado por la FED, de mantener el precio del dinero en niveles históricamente bajos.  La tasa marginal de depósito -el dinero que se da a los bancos por depositar dinero en el organismo monetario - permanece sin cambios en el 0%. Durante la rueda de prensa posterior al anuncio de la decisión del BCE, Mario Draghi ha explicado este movimiento de ficha -tomado por unanimidad por los miembros del Consejo- "por los riesgos de bajo crecimiento de la zona euro". El mandatario considera que "la inflación se mantendrá baja durante un periodo largo de tiempo", descartando la deflación, y asegura que "la política del BCE seguirá siendo acomodaticia el tiempo que sea necesario". No obstante, ha arengado a los gobiernos de los países de la eurozona a que "tomen más ajustes fiscales a medio plazo para reducir deuda"

Además, el BCE mantendrá la línea de liquidez abierta a los bancos hasta julio de 2015 a una tasa de interés fija.

Tras las palabras de Draghi, el euro se ha depreciado a 1,331 dólares frente al billete verde, mientras que, en nuestro mercado, el Ibex 35 ha recuperado la zona de los 9.900 puntos.

COTIZACIÓN EURO-DÓLAR:

Evolución euro - dólar