Ebro obtuvo un beneficio neto de 43,3 millones de euros en el primer trimestre, lo que supone una mejora del 43% respecto al mismo periodo del año anterior.

Ebro ha justificado la mejora de sus cuentas en el buen comportamiento de su negocio principal y los extraordinarios generados por la venta de su actividad de arroz en Puerto Rico.

La cifra de negocio de la compañía alimentaria se situó en 613 millones de euros, un 2,7% por encima de la registrada en los tres primeros meses de 2015, mientras que el ebitda aumentó un 18,8% hasta los 82,8 millones.

La deuda de Ebro a cierre de marzo se situó en 413,8 millones de euros, un 7,3 %, por debajo de la cifra de un año antes, ya que recoge el ingreso de 11,7 millones de dólares (10,3 millones de euros) de la venta de la compañía de arroz en Puerto Rico.

Por líneas de negocio, la empresa ha señalado que “la división de arroz evoluciona satisfactoriamente” y la cifra de ventas fue en ese periodo en 327,7 millones de euros (+2,5), con un ebitda del 50,2 millones (+15 %).

La división de pasta tuvo unas ventas de 299,5 millones (+3,3%) y un ebtida de 35,1 millones (+25 %).

Además, ha iniciado una nueva rama de actividad en el campo de la alimentación ecológica, con la adquisición de la compañía francesa Celnat.

Las dos compras realizadas en el ejercicio 2015, RiceSelect y Roland Monterrat, han aportado durante el trimestre de 2016 12 millones de euros y 6,7 millones de euros, respectivamente, a la cifra de ventas del grupo.
 
ebro