"Vivimos tiempos interesantes" dicen en China cuando los sucesos que se producen son interpretados como un anticipo de un futuro catastrófico. Démosle la vuelta al dicho porque estamos a las puertas de un nuevo año que promete ser interesante para lo bueno y no para lo malo (aunque habrá de todo).

Termina 2014 con nuevos alicientes, los principales mercados bursátiles en rangos de máximos históricos, el petróleo cayendo a niveles no vistos desde hace seis años, el dólar reforzándose contra las otras divisas y nuevos retos por delante, como la posibilidad de un QE en la Eurozona, las crisis geopolíticas de Ucrania, Siria, Libia, el ébola y las elecciones en España.

Hoy tenemos las peticiones semanales de subsidio por desempleo en EE.UU. a las 14:30, junto con el índice de gestores de compra de Chicago (15:45) y la variación en las ventas de viviendas pendientes (16:00) para terminar con el cambio en las reservas de petróleo a las 16:30.

Las bolsas asiáticas que han abierto esta madrugada (Japón está de vacaciones ya) están terminando el año con nuevas subidas. Hong Kong sube un 0,50% y Shanghai un 1,76%.

El dólar mantiene su fuerza frente a sus pares, con el EURUSD cotizando en 1,2156 y el USDJPY en 119,70.

El oro está justo en el nivel de 1.200 dólares por onza y la plata en 16,20.

Los futuros de los índices amanecen con ligera subidas para una jornada breve (varias bolsas cierran alrededor del mediodía, España a las 14:00, Francia a las 14:05, Reino Unido a las 13:30).