En la próxima junta general, que se celebrará el 4 de mayo en Bilbao, CIE Automotive propondrá a sus accionistas un reparto de un dividendo complementario de 0,21 euros brutos por acción. Según informó la compañía a la CMNV el pago se realizará el 5 de julio. 
 
Este dividendo se sumaría a los 0,2 euros por título que se distribuyeron en el mes de enero, por lo que el pago total de esta compañía correspondiente al pasado ejercicio se situaría en 0,41 euros brutos. Este importe es por lo tanto un 24% superior a los 0,33 euros repartidos con cargo a 2015, que ya fue un 65% más alto que el pago realizado en el ejercicio precedente.

En 2016, el fabricante de componentes para coches batió records en sus resultados, con un beneficio neto consolidado de 162,4 millones de euros, por lo que su beneficio se elevó un 26% más. La facturación creció también un 9% y se colocó en 2.879 millones de euros. Ante estas cifras, la compañía anticipa que el cumplimiento del plan estratégico propuesto hasta 2020 se adelantará y los objetivos se lograran un año antes de lo previsto.