CaixaBank, entidad financiera líder en el mercado español, se ha convertido en el líder financiero del mercado ibérico tras alcanzar el 84,51% del capital de BPI tras la finalización de la oferta registrada el pasado 16 de enero, lo que le permitirá tomar el control de la entidad portuguesa. Ambas entidades sumarán 564.262 millones de euros en volumen de negocio (créditos y recursos de clientes) y contarán con una cuota de mercado conjunta en la Península Ibérica superior al 20% en productos de ahorro a largo plazo (seguros y pensiones), del 18% en fondos de inversión, del 14% en créditos y del 13% en depósitos.
 
La operación ha supuesto un desembolso de 644,52 millones de euros y permitirá a CaixaBank desarrollar su plan de sinergias de ingresos y costes por valor de alrededor de 120 millones de euros para elevar la eficiencia de BPI.

“Agradecemos a los accionistas que han aceptado nuestra oferta y damos la bienvenida a aquellos que han decidido acompañarnos en esta apasionante etapa que iniciamos en BPI, una entidad sólida y bien gestionada, y que nos permitirá unir lo mejor de ambas culturas para enriquecernos mutuamente”, comentó Jordi Gual, presidente de CaixaBank.

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, señaló que, “con esta operación, CaixaBank confirma su apuesta por el mercado portugués, cuya recuperación se asienta sobre bases sólidas, como la mejora de competitividad y la confianza de los inversores internacionales”. “Tenemos la convicción de que Portugal es un país con un gran futuro y queremos participar activamente. Con la ayuda de CaixaBank, BPI continuará su exitoso proyecto acelerando su crecimiento y mejorando su capacidad de prestar servicio y financiación a familias y empresas y reafirmándose como un actor clave del sistema financiero portugués”.

El impacto proforma de la operación en capital CET1 fully loaded, según las estimaciones preliminares internas previas al proceso contable de asignación del precio pagado, será de 116 puntos básicos, lo que permitirá a CaixaBank que esta ratio se sitúe por encima del 11% (11,2%) después de que en 2016 CaixaBank llevara a cabo una colocación de acciones en autocartera para absorber el impacto de esta operación en su capital.

Propuesta de cambio de directivos
El primer consejo de administración de BPI tras la conclusión de la OPA ha recibido las comunicaciones de Artur Santos Silva, presidente del consejo de administración; Fernando Ulrich, presidente de la comisión ejecutiva (consejero delegado); y de Maria Celeste Hagatong y Manuel Ferreira da Silva, vocales del consejo, en las que manifiestan que no pretenden mantenerse en sus actuales cargos en la próxima renovación de los órganos sociales, prevista en la Junta de Accionistas de BPI del próximo 26 de abril.

Tras conocer estas decisiones, CaixaBank, como accionista mayoritario de Banco BPI, ha comunicado al consejo la intención de presentar a la Junta General de Accionistas las siguientes propuestas, sujetas a la obtención de las necesarias autorizaciones de las autoridades de supervisión:

Nombramiento de Artur Santos Silva como presidente honorario de Banco BPI y presidente de una nueva comisión del consejo de administración dedicada a la Responsabilidad Social.
Elección de un nuevo consejo de administración compuesto por: Fernando Ulrich, presidente; Pablo Forero, vicepresidente; António Lobo Xavier, vicepresidente; Alexandre Lucena e Vale, António Farinha de Morais, Carla Bambulo, Francisco Manuel Barbeira, Gonzalo Gortázar, Ignacio Álvarez-Rendueles, João Oliveira Costa, José Pena do Amaral, Javier Pano, Juan Antonio Alcaraz, Juan Ramón Fuertes, Lluís Vendrell, Pedro Barreto, Tomás Jervell y Vicente Tardio. La composición del consejo se completará en una propuesta definitiva que se presentará oportunamente a la Junta General de Accionistas.

CaixaBank también ha manifestado que tiene la intención de proponer al nuevo consejo de administración, una vez elegido, la siguiente composición de la comisión ejecutiva, que estará sujeta a las necesarias autorizaciones de las autoridades de supervisión:

Pablo Forero (presidente de la Comisión Ejecutiva, consejero delegado), José Pena do Amaral, Pedro Barreto, João Oliveira Costa, Alexandre Lucena e Vale, António Farinha de Morais, Francisco Manuel Barbeira, Ignacio Álvarez-Rendueles y Juan Ramón Fuertes.

Agradecimiento a los consejeros por su dedicación a la entidad
El consejo ha mostrado su sincero agradecimiento a los miembros que han renunciado a sus cargos, Armando Leite de Pinho, Carlos Moreira da Silva y Mário Leite da Silva, subrayando su importante participación en el desarrollo y crecimiento de BPI. El consejo ha destacado, en especial, la inestimable contribución de Maria Celeste Hagatong y Manuel Ferreira da Silva, miembros de Comisión Ejecutiva durante 18 y 16 años, respectivamente, que han manifestado su decisión de no renovar sus mandatos.

El consejo de administración también ha expresado su reconocimiento y agradecimiento a Artur Santos Silva por la visión, iniciativa y determinación con la que fundó en 1981 la Sociedad Portuguesa de Inversiones (SPI) y en 1985 el BPI, el primer banco privado establecido en Portugal después de las nacionalizaciones de 1975, valorando igualmente la independencia, integridad y el rigor con el que ha desarrollado el banco, hasta convertirlo en una institución de referencia en Portugal y, más tarde, en Angola, a través de BFA. El consejo se enorgullece de seguir contando con la valiosa contribución de Artur Santos Silva como presidente honorario.

El consejo también agradece a Fernando Ulrich, propuesto como nuevo presidente, la aportación fundamental, desde hace más de 34 años, para la consolidación, prestigio y generación de resultados de Banco BPI, primero como miembro del consejo de SPI y BPI, y luego como vicepresidente del consejo de administración y, en los últimos 13 años como presidente del comité ejecutivo de Banco BPI y presidente del consejo de administración de BFA. El consejo reconoce, en particular, la actuación decisiva de Fernando Ulrich y del equipo ejecutivo en el período más difícil de la crisis financiera, que comenzó en 2008, permitiendo que Banco BPI destacara de forma positiva sobre el sistema financiero portugués como una institución sólida, creíble y socialmente responsable.

Pablo Forero, que será propuesto como nuevo presidente de la comisión ejecutiva (consejero delegado), es actualmente director general en CaixaBank. Forero se incorporó a CaixaBank en julio de 2009 como director de Gestión de Activos. Dos años después fue nombrado director general adjunto de Tesorería y Mercados de Capitales y fue nombrado miembro del comité de dirección de CaixaBank. En 2013 fue nombrado director general de Riesgos, cargo que ha ocupado hasta diciembre de 2016. Pablo Forero atesora una amplia experiencia internacional, incluyendo los once años que trabajó en Londres como directivo de JP Morgan Asset Management. Además, tiene la experiencia de una gran integración, como la de Chase-JP Morgan. Antes de trasladarse a Londres, fue el responsable de Gestión de Activos de JP Morgan Investment Management en Madrid. Anteriormente, trabajó para Manufacturers Hanover Trust y Arthur Andersen