MADRID, 31 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- El Banco de Portugal (BdP) ha inhíbido de cotización a Banco Espírito Santo (BES) y ha inhabilitado a tres miembros de la actual dirección: Rui Silveira, António Souto y Joaquim Goes.

El regulador ruso ha reaccionado rápidamente tras las pérdidas históricas presentadas ayer por BES y que prueban irregularidades en las cuentas. La entidad ha registrado entre enero y julio la entidad cosechó unas pérdidas de 3.577 millones.
El gobernador de BdP, Carlos Costa, también ha decidido "suspender, con efecto inmediato, a los miembros de los órganos de gestión de las áreas de auditoría, cumplimiento y gestión de riesgos, así como los miembros del consejo de supervisión".
Esta suspensión incluye a los directores actuales Rui Silveira, Joaquim Goes y António Souto. "La sustitución de estos miembros debe ser ratificada por la junta de accionistas", señala el comunicado.
El supervisor también decidió "designar un comité de supervisión compuesto por altos ejecutivos de Price Water House Coopers & Associados hasta que los accionistas elijan a los sustitutos de los miembros del Comité de Auditoría".
Por otro lado, el BdP ha instado al equipo dirigido por Vítor Bento a presentar un plan a corto plazo, que incluya un aumento de capital para garantizar los ratios de solvencia de BES. Hoy por hoy, están por debajo del mínimo requerido.