Bankinter ha iniciado 2015 con un beneficio neto de 87,2 millones de euros, lo que supone un 45.3% más que el mismo período del año previo. La entidad ha crecido en margen de intereses - en un 25,2% - con un incremento del 4.1% en la cartera crediticia. 

El Grupo Bankinter mantiene en el primer trimestre de 2015 la tendencia de crecimiento manifestada en el pasado ejercicio. El Grupo alcanza al 31 de marzo un beneficio neto de 87,2 millones de euros y un beneficio antes de impuestos de 124,6 millones, lo que supone un crecimiento, en ambos casos, del 45,3% sobre el primer trimestre del año anterior.  Unos resultados que, tal y como explica la compañía en la nota de prensa enviada a la CNMV, "siguen basados en el negocio recurrente con clientes en las líneas de negocio estratégicas, lo que permite alcanzar niveles de ROE por encima de los costes de capital". Así, Bankinter sitúa sus niveles de rentabilidad sobre recursos propios en niveles atractivos para los inversores, con un ROE del 10,3% al cierre del trimestre, 3 puntos porcentuales por encima de hace un año.

Reduce cartera inmobiliaria y morosidad

Respecto a la calidad de los activos, Bankinter mantiene la tendencia de reducción de la morosidad ya apreciada en 2014, situando ese ratio en el 4,56% frente al 5,05% de hace un año. Una cifra que compara muy positivamente con la media sectorial, que se situaba a febrero en el 12,5%, alcanzando además niveles de cobertura del 43,2% sobre la morosidad, y del 42% sobre activos problemáticos. Además, la cartera de activos inmobiliarios adjudicados tiene a 31 de marzo de 2015 un valor bruto de 599,9 millones de euros, un 4,6% menos que un año atrás, y con una cobertura del 38,8%. Por lo que se refiere a la solvencia, Bankinter dispone de un ratio de capital CET1 fully loaded que se sitúa en el 11,6%, el cual no incluye plusvalías latentes de la cartera de deuda pública y en el que tienen un peso insignificante los activos fiscales diferidos monetizables.

De igual manera, el banco ha mejorado en estos doce meses su estructura de financiación, reforzando el ratio de depósitos sobre créditos hasta alcanzar un 78,2%, cuando hace un año esa cifra se situaba en el 76,4%. El banco dispone de activos líquidos suficientes para afrontar los vencimientos de emisiones mayoristas pendientes para este año, 700 millones de euros, así como para los siguientes ejercicios. Un crecimiento del negocio típico, con mejoras en todos los márgenes.

Los resultados presentados por el Grupo Bankinter al cierre del primer trimestre de 2015 se asientan sobre el crecimiento del negocio recurrente con clientes, cuya correcta focalización ha traído consigo una mejora de los márgenes. El margen de intereses alcanza al 31 de marzo de 2015 los 211,7 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 25,2% respecto al dato de hace un año. Por lo que se refiere al margen bruto suma al cierre del trimestre los 392 millones de euros, lo que significa un 8,6% más que hace un año, gracias sobre todo al comportamiento de las comisiones netas e ingresos asimilados, como los diferenciales de cambio, a lo que han contribuido eficazmente negocios como los de Banca Privada y la actividad internacional.

En cuanto al margen antes de provisiones, cerró marzo de 2015 en los 199,9 millones de euros, un 12,1% por encima del primer trimestre de 2014, después de absorber un incremento de los gastos, en su mayor parte dedicados a invertir en los negocios estratégicos y en la mejora de los sistemas tecnológicos que los soportan. No obstante, se produce una mejora en el ratio de eficiencia de la actividad bancaria con amortizaciones, que cierra marzo de 2015 en el 43,5%, frente al 45,2% de hace un año.

En cuando al balance de Bankinter, los activos totales cierran el trimestre en 57.143,8 millones de euros, un 3,5% más que a marzo de 2014. El volumen de crédito a clientes vuelve a crecer en el trimestre, un 4,1% más que hace un año, hasta alcanzar los 42.648,8 millones de euros, destacando especialmente la concesión de créditos a empresas, que avanza un 7,6% más. Y en cuanto a los recursos controlados experimentan en el año un notable crecimiento del 14,8% respecto a doce meses atrás, hasta alcanzar los 58.791,5 millones de euros. En este apartado, es especialmente significativo el incremento de los recursos gestionados fuera de balance, un 47,4% más. Dentro de estos, los fondos de inversión gestionados y comercializados por Bankinter Gestión de Activos, crecen un 47% respecto al año anterior, hasta alcanzar los 12.700 millones de euros.