El beneficio neto de Popular en el primer semestre fue de 188 millones, un 7,2% más que en el mismo periodo
del año anterior. 

La nueva contratación de crédito, de 12.039 millones €, aumenta un 19,9%
respecto al primer semestre de 2014. De la misma forma, el crédito a pymes y autónomos aumenta un 32,5% y como consecuencia de todo ello, el banco mejora su cuota de mercado en crédito en 31 p.b. hasta llegar al 7,64%.

Dentro de la cuenta de resultados, el margen de intereses se mantiene estable con 1.126 millones €, un 0,3% menos que en el primer semestre de 2014. En el caso de Popular y comparado con el resto de bancos españoles, este primer margen es una vez más el que tiene un mayor peso de los ingresos procedentes de banca minorista.

De hecho, la aportación del carry trade desciende en 12 millones € respecto al primer trimestre. Las comisiones, por importe de 293 millones € y si excluimos el efecto que el año anterior tuvo en esta partida la operación de compra del negocio minorista y de tarjetas a Citi, se mantienen al mismo nivel que en los trimestres anteriores, debido a una mayor actividad comercial en los recursos fuera de balance. El banco está impulsando la gestión activa de la comercialización de fondos de inversión, lo que favorece un mayor nivel de ingresos por comisiones.

Por su parte, el ROF y otros ingresos, con 390 millones €, desciende un 46,8% respecto al primer semestre de 2014. Debido fundamentalmente a ese descenso, el margen bruto se sitúa en 1.809 millones €, un 18% menos que en 2014. Aun así, este importe ha conseguido batir las expectativas de los analistas, que esperaban una cifra menor en relación a los ingresos totales del banco. Esto es debido a que el modelo de negocio de Popular es capaz de generar ingresos recurrentes y sostenibles sin una contribución decisiva de las plusvalías por la venta de renta fija.

La nueva contratación de crédito, con un total de 12.039 millones €, aumenta un 19,9% respecto a los seis primeros meses del año anterior. De la misma forma, el crédito a pymes y autónomos aumenta un 32,5% y como consecuencia de todo ello, el banco mejora su cuota de mercado en crédito en 31 p.b. situándose ésta en el 7,64%. Asimismo, el crédito rentable ha aumentado un 0,1% hasta los 83.399 millones.

Durante esta primera parte del año, Popular constituyó provisiones netas por importe de 734 millones €, un 33,9% menos que en el primer semestre de 2014. Tras estas dotaciones el beneficio neto asciende a 188 millones €, un 7,2% más que en el mismo periodo del año anterior, cifra que ha batido el consenso de los analistas.

popular