El ánimo inversor se ha recuperado notablemente en la renta variable de los mercados desarrollados. Pese ello, y si tenemos en cuenta los datos estadísticos, esa revalorización que hemos contado puede estar en entredicho, aunque los números siempre están para cambiarlos. Y es que febrero, y el primer trimestre en particular, suele ser bajista para la renta variable europea. Especialmente, del Ibex 35.
 
Amundi ETF ha presentado unos resultados récord – entre los más altos del mercado Europeo - y un crecimiento sostenido en 20161. Este éxito ha sido posible gracias al lanzamiento de nuevos productos y al desarrollo del negocio. La competitividad en costes y la innovación, centrales en el crecimiento de Amundi ETF en 2016. 

El compromiso con la eficiencia en términos de costes y la innovación orientada hacia las necesidades del cliente han sido factores decisivos que han permitido a Amundi ETF captar más de 4.000 millones de euros de activos netos nuevos1 durante el ejercicio. Esto ha supuesto que el volumen total de activos gestionados (AUM) por Amundi ETF alcance los 25.000 millones de euros1, con una tasa de crecimiento anual de casi el 27% en 2016 (frente a un 14,5% de media del mercado)2.

Entre los productos más destacables este año que responden a las necesidades de los inversores cabe incluir:  

La gama Amundi ETF en Renta Variable Emergente Global y Regional atrajo más del 40% de los flujos totales del mercado europeo de ETF hacia exposiciones equivalentes en 20163, gracias a su competitividad en precio. Los gastos corrientes4 de esta gama son del 0,20%, el menor porcentaje disponible en Europa5.  Como resultado, AMUNDI ETF MSCI EMERGING MARKETS UCITS ETF alcanzó un volumen de activos gestionados (AUM).

Nuestra gama innovadora de productos ETF de renta fija, diseñada para apoyar al inversor en su búsqueda de rentabilidad, incluyendo: o La recientemente lanzada gama USD FRN ETF, que proporciona a los inversores rendimiento potencial disfrutando además de una cobertura frente a incrementos de tipos de interés en EEUU. El AMUNDI ETF FLOATING RATE USD CORPORATE UCITS ETF, también disponible con cobertura de divisas EUR/USD, atrajo unos flujos de más de 1.300 millones de euros durante el año6.

o El AMUNDI ETF BBB EURO CORPORATE INVESTMENT GRADE UCITS ETF, primer ETF lanzado en Europa7 suministrando rendimiento potencial de deuda corporativa denominada en euros y con rating BBB, es decir deuda con grado inversión (“Investment Grade”) con menor nivel de riesgo que el universo de alto rendimiento (“high yield”). Este ETF captó un volumen de activos netos nuevos superior a los 130 millones de euros en 2016.

Amundi ETF completó su innovadora gama “smart beta” con un nuevo ETF multi-factorial en renta variable europea, en asociación con el proveedor de índices ERI Scientific Beta. Así mismo, fortaleció su gama “Factor Investing” completando todas las series de exposiciones MSCI Europe Factor a un precio competitivo.  En conjunto, la gama de ETF mono y multi-factorial de Amundi atrajo activos netos nuevos por un importe superior a los 1.200 millones de euros en 2016, situando el volumen total de activos gestionados por encima de los 2.100 millones de euros en ETFs de “Smart Beta” 6.   

Afrontando 2017 con una fuerte ambición de desarrollo 

Además de continuar ganando cuota de mercado en el mercado institucional, uno de los objetivos centrales de Amundi ETF para 2017 es reforzar su presencia en los canales de distribución. La expansión de la gama de ETF físicos, iniciada en 2016 con cinco productos centrales de renta variable, dará lugar a nuevas asociaciones, especialmente a través del desarrollo de soluciones empaquetadas que incluyan ETF para distribuidores. Estas soluciones son el resultado de la combinación de la experiencia de Amundi en asesoramiento, gestión equilibrada y soluciones con protección de capital8, beneficiándonos al mismo tiempo de las relaciones  consolidadas y a largo plazo con distribuidores de todo el mundo. 

Para ayudar mejor a los inversores en materia de asignación de activos, Amundi ETF sigue considerando que la innovación será un factor clave de desarrollo en 2017, principalmente en el universo de la renta fija, para poder afrontar el desafío de unos bajos tipos de interés; así como en el ámbito “smart beta”, para lograr una mejor gestión de riesgos y capturar riesgos remunerados.

Según Fannie Wurtz, Directora General de Amundi ETF, Indexing & Smart Beta, “Amundi ETF ha sido capaz de lograr unos resultados muy positivos en 2016, con suscripciones netas récord y un crecimiento sostenido. En 2016, los inversores han seguido optando claramente por Amundi como un socio de referencia en la gestión pasiva, por nuestras capacidades de primer nivel en materia de replicación y poder de fijación de precios.  Este año tan positivo confirma la solidez de Amundi ETF y nuestra capacidad para proporcionar a los inversores soluciones innovadoras y eficientes en costes a largo plazo, contando con el soporte y la experiencia crucial de Amundi para expandirnos a nuevos segmentos de clientes en 2017.”