La compañía de ingeniería andaluza que está en pleno proceso de reestructuración perdió 3.689 millones de euros en un semestre en el que sus ventas alcanzaron 1.215 millones de euros.
 
La sociedad explica que los números rojos se han debido “al reconocimiento de pérdidas derivadas del deterioro de determinados activos y a la ralentización generalizada del negocio. Los principales impactos negativos a cierre de junio, que ascienden a 3.253 millones euros, se corresponden fundamentalmente con el registro del deterioro de determinados activos en la actividad de bioenergía y en las líneas de transmisión en Brasil, como consecuencia de los diversos procesos concursales abiertos, al registro de provisiones de costes de construcción y a otros conceptos menores.”

En la nota Abengoa apunta que prevé adoptar medidas necesarias para restituir el equilibrio de su neto patrimonial durante el segundo semestre de 2016, “una vez que sean aplicadas las actuaciones previstas en el plan de viabilidad y que se registre el impacto positivo derivado de las quitas y de la ampliación de capital contempladas en el Acuerdo de Reestructuración”. Los retrasos o paradas en los proyectos han motivado además el registro de provisiones de costes de construcción por importe de 139 millones de euros.

Además, la cartera de ingeniería y construcción al 30 de junio de 2016 asciende a aproximadamente 4,5 miles de millones de euros, tras el ajuste de venta de activos, de líneas de transmisión brasileñas actualmente en proceso de reestructuración financiera y de otros proyectos cancelados

Hay que recordar que el proceso de adhesiones de los acreedores que está llevando a cabo la empresa concluirá el 25 de octubre