Máximos para el euro ante la posibilidad de una retirada más temprana de lo esperado de los estímulos del BCE. Movimiento que analistas e inversores vigilan de cerca, y que lleva a Saxo Bank a preguntarse si la moneda única ‘se ha pasado’…

El euro ha experimentado en las últimas horas un rally muy alcista frente al dólar y la libra esterlina, marcando nuevos máximos del ciclo después de que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, se alejara lentamente de su discurso dovish hablando de expectativas reflacionistas y dando razones que hacen pensar que la inflación seguirá aumentando.

Sin embargo, desde Saxo Bank llaman a la cautela, pues estamos ante un escenario de risk-off que podría beneficiar al dólar y, además, desde el Banco de Inglaterra (BoE por su siglas en inglés) no han tardado en pronunciarse, dando fuerzas a la divisa británica.

Así, sus expertos señalan que de momento, tras superar la barrera de los 1,13 dólares, el euro/dólar se está moviendo hacia la resistencia marcada por la parte superior del rango de precios comprendido entre 1,05-1,17 dólares.

Vea también: Los inversores continúan sin confiar en la tendencia alcista

La volatilidad, ilustrada por el indicador de ancho de banda de Bollinger, ha marcado su nivel más bajo en años, de hecho, menor que antes del movimiento bajista masivo de 2014. Las bandas de Bollinger se están expandiendo y el indicador de fuerza relativa (RSI) está de nuevo por encima del umbral de 60, lo que refleja un sentimiento optimista.

Un cierre por encima de los 1,15 dólares, máximos de 2015 y 2016, podría llevarlo a niveles incluso más altos, quizás hacia los 1,20 dólares, aunque aún es pronto para este escenario.

Vea también: El fondo permite mantener la exposición actual y una actitud constructiva

Ayer la deuda y las Bolsas cayeron por un movimiento de risk-off y, si dicho escenario de risk-off continúa, el dólar funcionará como activo refugio, frenando el avance del euro.

Por otro lado, tenemos al presidente del Banco de Inglaterra, Mark Carney, cambiando su tono siempre dovish, por una retórica a favor del incremento gradual de tipos. Esto está apoyando a la libra esterlina y el par euro/libra se está quedando totalmente aplastado por la divergencia entre los comentarios del BCE y BoE. Si se mantiene por debajo de 0,8850, podríamos ver nuevos recortes.

Vea también: "Creo que el crash de las bolsas llegará a partir del primer trimestre de 2018"