Esperamos que la libra esterlina atraviese un período de consolidación en torno a los niveles actuales antes de las elecciones del Reino Unido de la próxima semana.

Consolidándose de cara a las elecciones del Reino Unido

El último sondeo indica que el liderazgo de la Primer Ministro May ha disminuido, lo que ha provocado un modesto retroceso en la libra. Por más de que pueda ceder un poco más de valor en las próximas semanas, a medida que el partido Conservador recupera terreno, creemos que el GBP se mantendrá por encima del soporte clave de la Media Móvil Diaria de 200 períodos, ubicada actualmente en 1.2595.

Si la Premier May retrocede un poco más en las encuestas, la volatilidad del GBP podría aumentar debido a la mayor incertidumbre sobre el resultado. Históricamente, la esterlina ha tendido a perder valor en períodos volátiles, manteniendo una correlación muy negativa con estos últimos.

Actualmente, la volatilidad en los mercados de divisas se está moderando a medida que la incertidumbre política se desvanece. Si bien una volatilidad más suave impulsará una mayor valorización en el GBP, esperamos que se haga mucho más vez más evidente después de las elecciones del 8 de junio.

Gráfico 1

Los inversores yacen más optimistas

El posicionamiento largo de los inversores ha comenzado a recuperarse de los mínimos récord registrados en el mercado de futuros, lo que indica que hay un creciente optimismo sobre las perspectivas económicas del Reino Unido a medida que comienzan las negociaciones del Brexit. Aunque todavía el posicionamiento neto yace en territorio negativo, los cortos sobre la libra esterlina se han reducido en más de la mitad desde los niveles récord de fines de marzo último. 

Gráfico 2

Dado que las condiciones económicas internas han continuado siendo sólidas en el Reino Unido, los inversores ahora contemplan unas mejores perspectivas para el GBP.

El sector financiero es clave para el GBP

Esperamos que el mercado ya haya descontado el peor de los escenarios en relación con las negociaciones de Brexit y su impacto sobre la economía y el sector de los servicios financieros en particular. En los próximos años, las valoraciones del sector bancario deberían beneficiarse bajo un contexto de tipos de interés más elevados y una mayor claridad en torno a las negociaciones entre la UE y el Reino Unido.

Un informe de la Biblioteca de la Cámara de los Comunes de 2017, ha indicado que el sector de los servicios financieros y de seguros aporta más del 7% del Valor Agregado Bruto del Reino Unido. Esta variable es  una medida del valor de los bienes y servicios producidos en el Reino Unido. Asimismo la evolución de este sector es clave para el valor de la esterlina, ya que genera un aporte al superávit comercial equivalente al 3% del PIB. No obstante, el Banco de Inglaterra (BoE)  espera que los hogares presenten resultados más moderados, ya que el crecimiento de los salarios se ha revisado a la baja en momentos donde la inflación viene en aumento. 

Gráfico 3

Se atenúa la aparente presión inflacionaria

La inflación ha superado el objetivo planteado por el BoE y se ubica en su mayor nivel desde julio de 2013. En abril, el IPC subió un 2.7% respecto al año anterior, mientras que la inflación subyacente aumentó al 2.4% desde el 1.8% anterior. La inflación importada como resultado de la depreciación de la libra esterlina ha sido uno de los principales factores impulsores de la subida general de los precios a través de los alimentos y el combustible. Sin embargo, el impacto de la depreciación del tipo de cambio está empezando a desvanecerse. El BoE se viene percatando de la valorización de la libra esterlina desde su Informe de Inflación de febrero, lo que atenuaría la inflación importada. Aunque la libra esterlina se ha apreciado un 4% desde entonces, permanece un 12% por debajo de los niveles pre-referéndum UE de los 1.48 dólares.  

Gráfico 4

Dado que se espera que la inflación general registre un máximo alrededor de los niveles actuales, creemos que los tipos de interés reales están formando un suelo. Como resultado, el GBP ha respondido en línea con el modesto rebote de los rendimientos reales y esperamos que continúen aumentando gradualmente. No sólo esperamos que el Banco de Inglaterra revierta el recorte de tipos de interés inducido por el Brexit del año pasado, sino además una moderación de las presiones inflacionarias a medida que el impacto cambiario comienza a desvanecerse en los precios. 

Gráfico 5

Si la reciente subida del IPC básico comienza a ganar impulso, el banco central tendrá que adoptar una posición más agresiva en materia de intereses para amortiguar las expectativas inflacionarias. Aunque actualmente sólo un miembro del Comité de Política Monetaria está votando por un alza de los tipos, esto podría cambiar rápidamente después de las elecciones.

La cuestión de fondo…

El GBP podría nuevamente desafiar la resistencia del 1.30 e inclusive superarla a medida que la volatilidad en los mercados de divisas se reduce y las condiciones económicas se mantienen sólidas. Bajo este escenario, el 1.35 podría ser el próximo objetivo de los inversores  en el GBP.