La divisa norteamericana ha sido una de las primeras en reaccionar a la rueda de Donald Trump y lo ha hecho con importantes descensos. Unas caídas que se ven más representadas en los principales cruces: fundamentalmente con respecto al euro y frente al yen. La falta de concreción sobre medidas económicas, ha decepcionado a aspiraciones más alcistas.
 

Al margen de la repercusión que ha habido en los principales índices de los países desarrollados, la conferencia de Trump antes de la toma de posesión de su cargo ha dejado efectos colaterales en el mercado de las divisas. Y es que la evasiva durante toda la comparecencia a hablar sobre medidas específicas en materia económica ha decepcionado a los operadores que en muchos casos han optado por el cierre de posiciones hasta nuevo aviso.

Esto se ha visto reflejado fundamentalmente en el dólar, que hoy desde primera hora de la mañana se encontraba en terreno negativo en relación a las principales monedas. Sin ir más lejos, ha resultado llamativo el rebote que ha experimentado con respecto al euro en tan solo unas horas, superando el 1,06 y buscando niveles hacia el 1,07, que aún se encuentra relativamente lejos.

Tal y como apunta José Luis Cárpatos, analista independiente, “el RSI a días está buscando romper al alza con la directriz bajista, así que cuidado porque tenemos rebote importante de la cotización al ver que Trump sólo se dedicó a su circo mediático contra el mundo y pocas pistas dio de sus planes con el país”. Parece que el mercado se “ha decepcionado y la debilidad del USD es una consecuencia”.
 

Euro-Dólar

 


Sin embargo, durante la presente jornada también habrá que estar pendientes para la evolución del par de las declaraciones de distintos miembros de la Fed, que podría alterar su comportamiento. Por lo pronto, parece que el rebote goza de consistencia.

Lo mismo ha sucedido con respecto al yen en esta última jornada. La divisa estadounidense se ha depreciado frente a su homóloga nipona quebrando incluso la zona del 115. Recordemos que hace nada la verticalidad de su movimiento llevaba a que la mayoría de los expertos apuntasen a la superación de los 120. Pero estas nuevas dudas que aparecen en Estados Unidos vuelven a empujar al cruce a la relación USDJPY a niveles más bajos.

Según Cárpatos, basta con ver en gráfico semanal “cómo estamos saliendo de la sobrecompra” a lo que hay que prestar bastante atención “si en el mismo golpe el RSI pierde la tendencia alcista” porque nos puede “llevar más abajo”.

 

 

 

Dólar-Yen