El precio del bitcoin cae un 30% desde que alcazara sus máximos históricos el pasado 1 de septiembre, en 4950 dólares. Tras empezar la sesión con fuertes caídas, se dio finalmente la vuelta para ganar más de un 10%. La razón detrás de este desplome se encuentra en China,  después de que uno de sus mercados haya dicho que dejará de negociar bitcoins a final de mes.

Ya lo advertían las autoridades chinas hace unos días, el bitcoin necesita ser controlado porque esta criptodivisa es la moneda utilizada en multitud de transacciones delictivas, desde el ciberterrorismo, como el tráfico de drogas.

El mercado online BTC China dejará de aceptar nuevos registros de inmediato tras considerar las recomendaciones del gobierno.

Esto ha provocado que el bitcoin pase de valer casi 5.000 dólares a principios de mes a menos de 3.000 hoy. Tras ceder más de un 7% ha pasado a subir más de un 10%, según los datos de Coindesk. No hay que olvidar que a pesar de la caída, los bitcoins multiplican por cuatro su valor desde que comenzaron el año.

 

Bitcoin

 

De hecho, en los últimos días las autoridades chinas no se han quedado solas en sus críticas a la divisa electrónica. El último en declararse totalmente en contra de esta moneda fue esta semana Jamie Dimon, el consejero delegado de JP Morgan, cuando dijo no solo que le parecía un fraude, sino que despediría a cualquier empleado que operase con ella. En su opinión, el bitcoin es un fraude y una burbuja mayor que la de los tulipanes.

Sin embargo, sigue habiendo firmas que siguen siendo muy optimistas. Una de ellas es la danesa Saxo Bank. Kay Van-Petersen, estratega global macro de la firma asegura que “es cierto que hay que mantener un enfoque prudente a la hora de invertir en criptodivisas, aunque podrían ser una alternativa de inversión estupenda, probablemente no destinando más de un 3% de la cartera, ya que nadie es un experto en criptodivisas y hay muchas incógnitas aún”.

Desde un punto de vista técnico, sin entrar en ningún tipo de consideración fundamental, Yann Quelenn, estratega de mercados de Swissquote afirma que “el Bitcoin vuelve a padecer una muy fuerte presión vendedora tras la gran demanda constatada a lo largo del verano. Tras la reciente perforación del nivel de 3.599, su estructura de precio lo muestra vulnerable a caer por debajo de 3.000 dólares”.

En opinión de este experto, “la resistencia clave se ubica en 4.921 dólares. A largo plazo, esta clase de activo digital ofrece unas perspectivas valoración exponencial, contando con bastantes probabilidades de alcanzar el nivel de 10.000 dólares”.

 

Bitcoin 15 de septiembre