Si queremos invertir directamente en criptomonedas, lo podemos hacer a través de exchanges de criptodivisas, o a través de brokers online que ofrecen invertir en criptomonedas a través de productos apalancados, o bien decidimos recurrir a los mercados regulados de futuros listados en el CME (BTC) o en el Cboe (XBT).

También podríamos hacerlo comprando el ETN listado en coronas suecas en la Bolsa de Estocolmo, porque si el instrumento elegido para invertir fuese un ETF, deberemos primero esperar a que la SEC los autorice y esperamos que no se demore mucho la decisión al respecto, ya tenemos ganas de ver el primer BTC ETF, porque hasta ahora sólo ha habido respuestas negativas por parte del organismo regulador norteamericano.

Las opciones anteriores no son las únicas, existen otras, que permiten invertir en todo el universo blockchain/cripto divisas. Estas otras opciones son los fondos, y a actualmente existen ya más de 300 “criptofondos” (312 contabilizados en julio de este año).  Curiosamente en la cantidad de estos fondos está altamente correlacionada con la captación de fondos para ICOs, así como con la capitalización de mercado del bitcoin.

La cifra de activos bajo gestión de estos fondos se calcula entre los 7.5 y los 10 billones de dólares norteamericanos, si bien se estima que aproximadamente el 43% de dichos activos se concentran en los 10 primeros, y los 50 primeros controlan un 80% del total.

Gráfico CBI

Fondos que tienen una gran variedad de estrategias de inversión, que pueden ir desde las más “sencillas” como pueda ser la inversión en una cesta de criptomonedas, a estrategias más elaboradas, que pasan por inversiones de capital riesgo en empresas pioneras de blockchain, startups, fondos que invierten en ICOs, fondos de fondos, inversiones en índices, fondos con estrategias cuantitativas o de inversiones en AI.

Los costes de invertir en este tipo de producto son elevados, no es raro ver una comisión de gestión del 2%, o performance fee (comisión de éxito) del 20% o más. Muchos de los que invierten en directamente en cestas de criptodivisas lo hacen mediante algoritmos de trading electrónico de alta frecuencia, otros utilizan sistemas de trading semiautomáticos o incluso discrecionales, nada nuevo, vamos.

Respecto a los requisitos de capital mínimo para invertir, también existen diferencias, si bien suelen ser en su mayoría requisitos mínimos elevados lo que los hace poco accesibles al pequeño inversor. Además, por motivos de seguridad no sólo financiera sino también de hackeos, yo recomendaría que no se centrase la inversión en un solo fondo, sino en un par o más de manera que la máxima de nunca poner todos los huevos en la misma cesta se cumpla.

Por mencionar algunos de estos fondos, podemos mencionar el Coinbase Index Fund, Galaxy Digital, a16z crypto, o world Fund de Bit Capital o Digital Large Cap Fund de Greyscale.