Los expertos de AndBank recogen en su último informe que la reunión del BCE de la semana pasada fue “de transición en política monetaria con la visión sobre las decepciones macro”. Sin sorpresas ni en organismo que preside Mario Draghi ni se espera que las haya en la reunión de la FED, estos expertos creen que esto puede ser justificación para ver el avance de la divisa americana hasta niveles de 1,15 contra el euro.

Entre los mensajes que destacan los expertos sobre la reunión de la autoridad monetaria apuntan a la moderación de la expansión, tal y como calificó el BCE la caída en 2018 de datos y encuestas de confianza. Creen que la pérdida de “momento” (repartida por sectores y países) era en parte esperable (venimos de altos) y en parte explicable por factores temporales (mal tiempo, huelgas,…), pero quieren esperar a ver si no sugiere una menor demanda. Es decir, cierta cautela sobre los datos sin que lleve a una rebaja de la visión positiva de crecimiento.

Esto no cambia la confianza del BCE en que la inflación convergerá hacia su objetivo. IPC en los entornos de 1,5% en lo que queda de año y subyacente sin una tendencia al alza convincente pero con señales esperanzadoras desde el crecimiento salarial.  No hubo debate sobre la política monetaria ni hubo conversaciones sobre el euro, por la estabilización del crudo con el dólar y la menor volatilidad.

Esto provocó un movimiento al alza por parte de la divisa europea, que se fue a los 1,21 dólares, aunque no particularmente por el BCE, dicen desde AndBank.  En  lo que respecta a la FED, pocos cambios a la vista. En la semana, los datos han apoyado la visión positiva ya conocida: sólida confianza del consumidor en distintas lecturas,  buenas referencias inmobiliarias, PIB del primer trimestre mejor de lo previsto….Así que, al igual que en el caso del BCE, junio será la cita de mayor interés, con nuevas previsiones macro y subida de tipos descontada.

Desde el punto de vista  geopolítico, Trump parece superar cierto aislacionismo y descrédito: acercamiento de las dos Corea,s posibilidad de un nuevo acuerdo con Irán sobre su programa nuclear, en materia comercial, avances en las negociaciones sobre el NAFTA para el que podríamos tener un acuerdo en breve (¿primeros de mayo?).

Los expertos de AndBank se preguntan si todo esto está detrás del movimiento del euro-dólar. “Lo cierto es que se han roto niveles técnicos relevantes (1,215-1,22) por lo que de corto plazo el perfil técnico del cruce ha mejorado sensiblemente, abriendo la puerta a próximos niveles: en semanal 1,20-1,1950 y en un segundo nivel, sobre medias de medio plazo en 1,15”. Siguen con posiciones largas en dólares, con una evolución reciente por el análisis técnico que podría permitir el avance de la divisa hacia niveles más próximas “hacia nuestro objetivo fundamental: 1,15”.