El consejero delegado de Yoigo, Johan Adnsjö, advirtió que la pérdida de clientes de tarjetas prepago sin identificar penalizará la actual bases de clientes de los principales operadores en España --Telefónica, Vodafone y Orange--, que se verán obligados a actualizar sus balances y eliminar los usuarios asociados a "líneas muertas".