La apertura en negativo de Wall Street se ha dejado sentir sobre los principales índices europeos. Especialmente el Ibex35 que, al ritmo del 1.8%, desciende hasta los 10.367 puntos.

Los indicadores europeos han acusado sus pérdidas según ha despertado el mercado americano. Y es que los índices del otro lado del atlántico no han conseguido evitar el golpe lanzado por la agencia S&P sobre su economía: rebaja la perspectiva de  deuda de largo plazo de Estados Unidos a negativa, desde estable. Y aunque mantiene la triple A...son muchas las voces que advierten de que la rebaja de calificación está a la vuelta de la esquina.  Una decisión que ha marcado en rojo la apertura de Wall Street y que se ha llevado por delante niveles importantes de los incidadores europeos.

niveles como los 10.400 puntos del Ibex35. El selectivo español se deja más del 1.8% apenas una hora de antes del cierre, y cotiza en los 10.367 enteros. Una penalización que comparte con el resto de indicadores europeos.