Lejos quedan los 8.800 puntos que muchos expertos advertían como el nivel de seguridad que no debía perder el selectivo español –Ibex35- para contener ciertos benéficos en el corto plazo. La bolsa española ha conseguido desmarcarse durante la semana del resto de plazas europeas, tanto en las subidas como en las bajadas, contando con la volatilidad como principal consejera. Pero ¿y ahora? La situación de la economía española deja poco margen para los índices. Sin embargo, los expertos todavía no apoyan las posiciones cortas.
En una misma sesión subidas y bajadas. La volatilidad vuelve a planear sobre los índices. Unos mercados que reflejan las dificultades de una economía que apenas es capaz de resistir los, todavía, rumores sobre un posible rescate por parte del Fondo Monetario Internacional y autoridades europeas. La desconfianza sobre la mesa “con un extremo nerviosismo e indecisión de los inversores para entrar en el mercado”, admite Álvaro Blasco, director de Atlas Capital. Este experto reconoce que en el corto plazo hay muchas dudas que resolver “no sólo la reforma laboral sino las pensiones, los vencimientos de deuda…”. Y es precisamente esta, la deuda, la que ha movido a su antojo a los mercados…y que parece seguirá haciéndolo.

Basta una noticia que dispare el diferencial entre deuda española y alemana para que la renta variable comience a perder posiciones. Y de nuevo, a vueltas con las divisas. Especialmente el euro-dólar. “Hay que recordar que los movimientos de los mercados financieros han sido liderados por el euro-dólar, que ha vivido una gran venta por los miedos a un contagio a lo largo del sur de Europa”. Alejandro Mendoza, analista de Amplify Trading reconoce que esto “ha puesto contra las cuerdas a los principales mercados financieros, que se han situado en niveles clave”.

Y entre tantas dudas uno se pregunta ¿hacia dónde? Los datos fundamentales no avalan una continuación del movimiento alcista…pero ¿y los técnicos? El Ibex35 “se acerca a los primeros niveles de resistencia en los 9.700 puntos. Un nivel que irá seguido de los 9.890 puntos y finalmente el máximo de la vuelta en V que se encuentra en los 10.400 puntos”, asegura Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse. Para Esther Martín, directora de análisis de Intermoney reconoce que “es difícil saber hacia dónde romperán los mercados pero tenemos un sesgo negativo (…). Pensamos que la consolidación de los mercados – en caso de que se produzca- irá acompañada de fuertes dosis de volatilidad”.

Carlos Doblado, de bolságora.com reconoce que a corto plazo no hay ninguna resistencia “y teóricamente, habiendo superado los 9.500 puntos, el mercado debería ir a buscar los 10.000-10.300 enteros”. Este experto reconoce que “se podría esperar una corrección para tomar posiciones si no se está en el mercado pero no buscaría posiciones cortas ni pensaría que una caída de 200-300 puntos sea peligrosa”. Ana Rafels, analista de Bolsacash admite que “mientras el Ibex35 se mantenga por encima de los 9.350 puntos no apoyo las posiciones cortas en el mercado”.

Fuera de nuestras fronteras…



El Eurostoxx50 ha superado la resistencia en los 2.600 puntos "y quedaría por superar los 2.800 y los 2.950 puntos", Juan Enrique Cadiñanos, Codirector de EJD Valores admite que el índice vive momentos de transición "con máximos y mínimos decrecientes". En definitiva, tendencia alcista de corto plazo que puee seguir "ya que nos encontramos en un escenario proclive a subidas". Sin tener indicios por parte de divergencias bajistas en RSI y MACD. La clave para el medio plazo será la superación de los 2.850 puntos "que podría llevar al indicador a los 3.000 puntos"

Sin embargo, el DAX sigue siendo el índice de referencia en estos momentos “al ser el que mejor se está comporando”, reconoce Miguel Cedillo, gestor de Dif Broker. El índice se apoyó en la media de las 200 sesiones y habría que ver el índice en los 6.220 puntos para pensar que seguirá subiendo. ¿Su soporte? En los 5.800 puntos.

Mirando al otro lado del Atlántico, los expertos consideran que el S&P500 se encuentra en zona de resistencia “en los 1.100 puntos. En el caso de que supere estos niveles el rebote podría permanecer al alza para buscar niveles de 1.130-1.150 puntos”, reconoce Alejandro Martín.



En cambio, desde Amplify Trading “marcamos los 1040 puntos como un buen lugar para comprar este índice para los inversores de medio largo plazo, ya que no hay que olvidar que los resultados están siendo realmente positivos”. El analista de Amplify Trading reconoce que “en Estados Unidos parece un hecho y mientras los datos de empleo se mantengan sólidos será difícil ver una fuerte venta por debajo de estos niveles”.


El rebote...no es bueno para todos los activos

Un rebote que no beneficia a todos los productos por igual porque curiosamente “la recuperación va acompañada de un descenso en la volatilidad, uno de los factores que afecta a los warrants”, reconoce Carlos García Rincón, del departamento de formación de productos cotizados de SG. Cuando la volatilidad sube los warrants call y put gananda valor y viceversa. Como ahora está bajando la volatilidad “es más difícil sacar un rendimiento atractivo al warrant, excepto si hay una tendencia definida en el activo subyacente”

En cualquier caso –admite Francisco López Velayos, de productos cotizados de SG – los inversores pueden modular su exposición a este factor utilizando un tipo de warrant u otro. Los warrants dentro de dinero (ITM, por ejemplo Call 9000 de Ibex, ahora que el índice está por encima) tiene una menor exposición a la volatilidad y por tanto, sus variaciones no afectan de manera notable al warrant, o en menor medida que otro tipo de warrants, en el dinero (ATM) o fuera de dinero (OTM)-. Carlos García Rincón admite que, con el descenso en la volatilidad, los inversores “se posicionarán a precios más baratos que lo harían hace una semana pero también provocará que el apalancamiento del producto emitido haya aumentado”.