El discurso de la Fed sobre la buena situación económica de EE.UU. y las buenas noticias sobre producción y empleo han dejado buen sabor de boca a los inversores que hoy acuden a Wall Street para apostar por las compañías americanas haciendo subir a los principales índices. El Dow Jones gana un 0,26% en la apertura situándose en los 9.827 puntos, el Nasdaq un 1,19% y el S&P 500 un 0,63%.
Ayer por la tarde la Reserva Federal volvió a reiterarse en su buena visión de la economía estadounidense. Aunque la inflación no es un problema para la primera potencia mundial, los tipos de interés, como era de esperar, se mantendrán bajo un tiempo más. Mejor pecar de cautos que de atrevidos porque, para subir los tipos, tienen que cambiar algunas cosas ya que, si bien las empresas han dado resultados positivos, las noticias macro son mixtas y cojea el mercado laboral, síntomas suficientes para ir poco a poco.

Con respecto a una de las afecciones que más aqueja a EE.UU., el empleo, hoy se han conocido datos positivos que corroboran una mejoría, ya que las solicitudes de beneficio por desempleo bajaron la semana pasada por debajo de lo esperado. El Departamento de trabajo recibió 20.000 peticiones menos de paro, cayendo hasta las 530.000.

También la actividad fabril ha dado sorpresas este jueves al registrarse durante el tercer trimestre del 2009 el mayor crecimiento de los últimos 6 años. En total, la productividad no agrícola aumentó un 9,5% entre julio y septiembre. Aún así, no hay que olvidar que las empresas siguen disminuyendo gastos principalmente con el recorte de sus plantillas.

Entre las grandes cuentas que hoy han desfilado con sus resultados por bandera se encuentra Time Warner Cable que registró una bajada de sus beneficios un 11% hasta los 268 millones de dólares, aunque sus ingresos aumentaron un 3,6% plantando cara a la competencia directa de los contenidos por Internet. Tras estos datos, la televisión sube un 1,66% en el NYSE.

Esta misma semana podría concretarse la mayor adquisición apalancada del año si finalmente la firma de inversiones de capital privado TPG y el fondo de pensiones Canada Pension llegan a un acuerdo para adquirir IMS Health. La operación podría valorarse en 4.000 millones de dólares mostrando una señal de salud en la actividad de las inversiones de capital privado. Por el momento, IMS Health se apunta un 1,97% de subida en esta sesión bursátil.