El rojo vuelve a teñir Wall Street. Los ánimos de los inversores se congelan de nuevo ante las ya poco sorpresivas dudas que provoca la recuperación los inversores por el impacto de la crisis de la deuda de Europa. Los descensos más abultados llegan de la mano del tecnológico Nasdaq que se deja un 1,65%, seguido del S&P500 que cae un 1,46% mientras el Dow Jones baja un 1,33%. Todo ello en una sesión en la que el euro asciende levemente hasta 1,25 dólares mientras el precio del barril de petróleo cotiza en el entorno de los 73 dólares.
El rojo vuelve a teñir Wall Street. Los ánimos de los inversores se congelan de nuevo ante las ya poco sorpresivas dudas que provoca la recuperación los inversores por el impacto de la crisis de la deuda de Europa. Los descensos más abultados llegan de la mano del tecnológico Nasdaq que se deja un 5,65%, seguido del S&P500 que cae un 1,46% mientras el Dow Jones baja un 1,33%. Todo ello en una sesión en la que el euro asciende levemente hasta 1,25 dólares mientras el precio del barril de petróleo cotiza en el entorno de los 73 dólares.

Ventas… y más ventas. La desconfianza impera en los índices al otro lado del Atlántico aún con la aprobación de la reforma financiera propuesta por la administración de Barack Obama. Ante este escenario, tan sólo los títulos de Citigroup se mantienen en negativo, se deja un 0,41%. Del resto del sector, Morgan Stanley suma un 0,70%, JP Morgan gana un 1,10% mientras Wells Fargo repunta un 1,14%.

No obstante, los inversores hoy estarán atentos a la demanda que ha puesto Microsoft a Salesforce por violación de patentes. Microsoft, que ha pronosticado, además, unas ganancias de 27 centavos por acción para el segundo trimestre, se deja más de un 5%. Penalización también para las acciones de Salesforce que cae un 0,75%.

Sin abandonar el sector tecnológico, los títulos de Dell se dejan cerca de un 2% tras anunciar que en su primer trimestre fiscal (febrero-abril) ha ganado 441 millones de dólares, un 52% más que en el mismo periodo de 2009, gracias a la mejora de la situación económica mundial y al consiguiente aumento que la firma experimentó en sus ventas. Por su parte, Brocade Communications Systems cae más de un 10% castigado por sus cuentas trimestrales. Y es que la compañía ha anunciado que sus ingresos del segundo trimestre han sido de 501 millones de dólares, por debajo de las cifras pronosticadas por el mercado que alcanzaban los 503,6 millones de dólares.

Protagonista de la sesión también, Pepsico. La compañía tiene previsto invertir 2.500 millones de dólares (2.000 millones de euros) más en China en los próximos tres años, que se suman a la inversión de 1.000 millones de dólares (800 millones de euros) que la compañía anunció en 2008 y que concluirá este año, según confirmó la empresa en un comunicado. Ante este escenario, sus títulos ceden más de un 2%.