Las ventas se confirman en el viejo continente. El mal tono de Wall Street termina de espantar a los inversores que llevan al Ibex 35 a cerrar con una pérdida del -1,43% hasta los 9.569 puntos. Una sesión penalizada por los descensos de los blue chips y compañías ligadas a la construcción. En el mercado de divisas, la moneda comunitaria recorta posiciones frente al dólar y se cambia por 1,3928 unidades. El precio del petróleo continúa a la baja en el entorno de los 64 dólares. 

Las dudas se confirman al cierre. Tras una sesión marcada por la desconfianza y el miedo de los inversores, la apertura negativa de Wall Street fortalece las ventas en el viejo continente. Un tirón a la baja que no ha dejado de ser liderado por el selectivo español que se anota una pérdida de -1,43% hasta los 9.569 puntos. La misma tendencia que impera en el resto de índices bursátiles europeos, el Dax alemán se deja -1,03%, el Cac 40 baja -1,09%, el FTSE100 cae -0,98%% y el Eurostoxx50 lo hace -1,24%. Todo ello en una jornada huérfana de referencias macroeconómicas de relevancia en la que los mercados han mirado hacia las previsiones que ha dado el IEE sobre la economía española: caerá un 3,7% en 2009. Del otro lado del Atlántico, la clave viene de la mano del ISM de servicios americano que da un respiro al mejorar las expectativas - sube hasta los 47 puntos en junio-. Y como telón de fondo la advertencia que lanza el Banco Mundial al G-8: “será un año peligroso”.

Las compañías ligadas al sector constructor y materias primas han sido las más penalizadas al cierre de la sesión. Es el caso de Arcelormittal que se sitúa al frente de los descensos con una caída superior al 4%. De cerca, OHL se dejóun -2, 94%, seguido de Sacyr Vallehermoso al perder -2,55% y FCC lo hace un -2,65%.

Un recogida de beneficios que llega también a los pesos pesados con Santander al frente. La entidad que preside Emilio Botín se anota una pérdida del -2,34% tras haber confirmado el fin de semana el final de la venta de su filial venezolana por valor total de 1.050 millones de dólares. Además, desde RBS mejoran Santander hasta “comprar”. Aunque BBVA, por el contrario, desmiente los rumores sobre la posible venta de Banco Provincial en el país gobernado por Hugo Chávez, no escapa a los números rojos y cae -1,54%. Telefónica modera algo más las caídas y sufre un recorte de -0,62%.

Órdenes vendedoras también para Iberdrola que pierde -1,09% pese a cerrar 360.000 contratos de electricidad y gas en los seis primeros meses del año. Repsol YPF, tras plantear a varias compañías del sector la venta del 20% de YPF, para lo que no descarta “dependiendo de las condiciones” ampliar la participación, baja un -1,84%. En este sentido, Leonardo Lara, gestor de fondos de Metagestión, asegura que “las presiones políticas por parte de los gobiernos español y argentino complican la situación ya que no quieren que grupos rusos o chinos participen en esta empresa”.

Del resto de energéticas, Gamesa, pese a adjudicarse un contrato en México junto con la sociedad Turbo Power Baja Energy para suministrar cinco aerogeneradores al parque eólico en el Estado de Baja California, se deja un -3,99%. Un recorte que coincide con la venta de activos de incineración de residuos en EEUU que hace su mayor competidora, Veolia a Covanta. Abengoa cae -1,52%.

A contracorriente del mercado, Indra, que suma 1,64%, seguido de Grifols que rebota un 0,96% mientras que Criteria lo hace un 0,46%.

En el mercado continuo, los mayores recortes son para Cementos Porland tras perder -5,80% seguido de Española del Zinc que retrocede un -4%. En lo que respecta a Cepsa, sobre la que IPIC logra un crédito de 3.600 millones de euros para comprar el 37,5% de la compañía, baja un -0,88%.  A contracorriente se sitúa Lingotes con una subida del 6,31% y Parquesol que sube 6,28%.  Por el contrario y a la espera de que la nueva Vueling despegue el próximo jueves, la compañía se anota una del 1,87%.