Animada por los buenos datos de consumo, la bolsa de Nueva York hoy registraba alzas desde el comienzo en todos sus índices. El Dow Jones se apuntaba un 0,36% partiendo de los 9.600 puntos, el S&P 500 un 0,63% y el Nasdaq 100 un 1,49% pero, tras la publicación de la confianza del consumidor de Michigan, los indicadores se daban la vuelta y el DJ cedía un 0,10%.
Hoy se ha conocido que en EE.UU. durante julio los gastos de consumo aumentaron ligeramente un 0,2% frente al ascenso del 0,6% del mes de agosto. Ésta es el tercer mes de subidas consecutivas de este indicador. Entre las causas del aumento se encuentra el gasto destinado por los estadounidenses para renovar su coche bajo el programa “Dinero por Autos Viejos”, lanzado por Obama para animar a la economía del país.

Pese a este ligero aumento de los gastos, los ingresos personales se mantuvieron sin cambios el mes pasado, algo positivo si se piensa en que en el mes de junio cayeron un 1,1%.

El ahorro personal como porcentaje del ingreso particular disponible fue del 4,2% en julio, frente al 4,5% en junio, mientras que el índice de precios para los gastos de consumo personal no mostró cambios en julio frente al mes anterior. En junio ascendió un 0,5%.

Pese a estos datos positivos, de confianza del consumidor estadounidense de agosto no levanta cabeza y hoy la Universidad de Michigan publicaba que este indicador disminuyó un 65,7 frente al 66 que registró en julio. Tras conocerse este dato Wall Street se daba la vuelta y entraba en terreno negativo.

En el apartado empresarial, la compañía nipona Toyota anunció hoy el fin de la producción en la planta de montaje de Fremont, California, que compartía con General Motors debido a la crisis en el sector automovilístico. Tras esta noticia, la automovilística asiática cedía en bolsa un 0,50% mientras GM se mantenía casi plana.

En comparación con el panorama empresarial japonés, en Norteamérica se sucenden las buenas noticias, por ejemplo, hoy Intel ha anunciado que aumenta su proyección para las ventas del tercer trimestre, gracias a una demanda “más sólida que la esperada”. Tras este comunicado, sus acciones subían un 2,6%.

Continuando con el sector tecnológico, tras el cierre de la sesión bursátil de ayer, Dell publicaba unos cuentas empresariales negativas, pues sus resultados trimestrales descendieron hasta los 472 millones de dólares, frente al beneficio de 616 millones del 2008. Aún así, hoy sus acciones subían más del 6%.

Por su parte, hoy la joyería Tiffany ha dicho que su ganancia durante el segundo trimestre cayó un 30%, hasta los 56,8 millones de dólares, frente al beneficio de 80,8 millones del mismo período del año anterior. La causa fue la debilidad de las ventas. Pese a los malos datos, sus títulos esta sesión escalaban más de un 8%.

En el sector bancario hoy  Citibank ha dado otra buena noticia al publicar que espera aumentar su participación del 3% en el mercado de servicios financieros de Asia durante los próximos tres años a un ritmo más rápido que el crecimiento general del mercado. Esta noticia ha hecho que sus acciones se disparen un 6,34% hoy. Otro de los principales bancos de EE.UU. que está viviendo una jornada bursátil positiva es Bank of America que ya se apunta una subida del 1,16%, frente a JP Morgan que cede un 0,39%.

Todo esto cierra la semana financiera en EE.UU. en un día en el que el descenso de la bolsa china y los flojos datos macro publicados en Japón animaban al dólar y lastraban al yen el viernes en Europa.