Poco antes de la apertura del mercado se conocieron el índice de ventas de la Fed de Ritchmond y la confianza del consumidor estadounidense que, tras salir peor de lo esperado, desequilibraron los indicadores del parqué norteamericano. Wall Street presenta diverso color desde los primeros compases de la negociación con el Dow Jones subiendo un 0,43% hasta los 9.910 puntos y el S&P 500 un 0,16%, mientras que el Nasdaq cede un 0,30%.
El índice de confianza del consumidor en el otro lado del Atlántico cayó el mes pasado hasta los 47,7 puntos, lo que no ofrece mucha confianza sobre la posible recuperación de la primera economía del mundo. El mercado esperaba una subida de 0,2 puntos, muy ligera, pero acorde con los aumentos de los últimos meses, que no se ha dado acallando las voces del optimismo por la completa salida de la recesión que ayer surgían tras conocerse los buenos datos del índice de actividad empresarial de la Fed de Chicago.

También minutos antes del pistoletazo de salida la Fed de Ritchmond anunciaba una caída del índice de ventas minoristas de octubre. Este dato ha salido peor de lo predicho por los expertos que apuntaba a una subida hasta los 14 puntos, aumento que se ha quedado en la mitad, 7 puntos.

Contrariamente a lo que se podría esperar tras conocer el anterior dato, el Redbook semanal de ventas minoristas ha tirado para arriba, apuntándose un aumento del 1,8% durante las tres primeras semanas de octubre.

En el ámbito inmobiliario, según S&P Case-Shiller, los precios de las viviendas aumentaron en agosto por tercer mes consecutivo. Parece que este sector ya descuenta la próxima salida de la crisis y se anima a subir precios.

Pese a que hoy el mercado haga más caso de los datos macro, no podemos olvidarnos de las noticias que vienen del lado de las empresas y sus cuentas trimestrales. Los resultados de las compañías no han sido muy halagüeños. Así pues, Harrah’s, Textron y US Steel anunciaron pérdidas por valor de 1.620 millones, 4 millones y 303 millones, respectivamente. Aún así, Textron se dispara en el NYSE un 8,33%,

La nota positiva, en este aspecto, hoy la ha dado L-3 Communications, que registró unas ganancias de 250 millones de dólares, lo que se corresponde con un aumento del 19% con respecto a los datos del año anterior. Por ello, la contratista de defensa ha elevado sus expectativas para final de año y sus acciones hoy suben un 0,11%.