Wall Street se consiguió terminar la sesión al alza impulsado por compras de oportunidad de última hora, que dejaron en segundo plano los temores al impacto que el ajuste fiscal de Europa podría tener sobre la economía mundial. Así, el Dow Jones avanzó un 0,05% hasta los 10.625,83 puntos, el S&P 500 ganó un 0,11% hasta colocarse en los 1.136,94 puntos mientras el Nasdaq subió un 0,31 por ciento hasta los 2.354,23 puntos.
Las acciones de los minoristas Wal-Mart Stores y Target también subieron por la expectativa de sus resultados, que serán publicados sobre el final de la semana.

Se espera que el mayor minorista del mundo, Wal-Mart, presente un aumento en las ganancias, aunque también se espera que muestre que los clientes que ganó durante la crisis comiencen a moverse a otras tiendas ahora que la economía mejora. "Las cosas están un poco sobrevendidas y se estuvieron sobrecargando un poco hacia la baja recientemente", dijo Stephen Massocca, director gerente de Wedbush Morgan en San Francisco.

Las acciones de Wal-Mart subieron un 1,2 por ciento a 52,73 dólares y las de Target ganaron un 1,6 por ciento a 56,05 dólares. El euro cayó a un mínimo de cuatro años frente al dólar en un momento antes de rebotar. El mercado aún teme que las medidas de ajuste anunciadas por las naciones de la zona euro para reducir sus presupuestos mellen el crecimiento económico.