El banco público alemán WestLB tuvo en 2008 un beneficio neto de 18 millones de euros pese a la crisis, frente a la pérdida de 1.597 millones de euros en 2007. WestLB informó hoy de que este resultado incluye depreciaciones adicionales en algunos valores por las severas distorsiones de los mercados, gastos de reestructuración y unas provisiones para riesgos más elevadas. WestLB mejoró el ratio de solvencia hasta el 6,4 por ciento, frente al 5,6 por ciento anterior. El presidente de WestLB, Heinz Hingert, dijo que la entidad de crédito "tuvo un buen comportamiento en 2008, que fue un año extremadamente difícil para los bancos".