El éxito de una economía orientada a la exportación como la de Alemania es un ejemplo para los socios más débiles de la eurozona, dijo el viernes Axel Weber, que representa al Bundesbank alemán en el Banco Central Europeo. Weber respondía a las críticas de que la política económica de Alemania ejercería indebida presión en otros miembros de la eurozona, por ejemplo, mediante unas reducidas subidas del salario medio real desde la introducción del euro, o sus competitivas exportaciones