La compañía discográfica Warner Music Group entró en 'números rojos' en el primer trimestre de su año fiscal 2010, que concluyó el pasado 31 de diciembre, al registrar unas pérdidas netas atribuibles de 17 millones de dólares (12,3 millones de euros), frente a los 23 millones de dólares (16,7 millones de euros) que ganó en el mismo periodo del ejercicio anterior, según informó la empresa en un comunicado. La facturación de Warner Music en el primer trimestre del año fiscal fue de 918 millones de dólares (667 millones de euros), un 3% más que los 887 millones de dólares (644 millones de euros) que ingresó en el mismo periodo del año anterior.