La Bolsa de Nueva York cerró a la baja el miércoles, ante los temores de los inversores sobre los resultados trimestrales de las empresas, después de que el grupo de mensajería UPS revisara a la baja sus previsiones. El Dow Jones perdió 0,39% y el Nasdaq bajó 1,13%. El Dow Jones Industrial Average (DJIA) descendió 49,18 puntos a 12.527,26 unidades, mientras que el índice de alto componente tecnológico Nasdaq perdió 26,64 puntos a 2.322,12 unidades.
El índice ampliado Standard and Poor's 500 abandonó por su parte 11,05 puntos a 1.354,49 unidades (-0,81%). 'Los inversores se inquietan por los resultados de las empresas luego del anuncio de UPS', explicó Lindsey Piegza, analista del gabinete FTN Financial. El grupo UPS de mensajería, considerado un barómetro de la coyuntura estadounidense, revisó a la baja sus previsiones de resultados trimestrales, a causa de un significativo aumento de sus costos de combustible, pero también por el creciente impacto de la crisis económica sobre la marcha de sus negocios. El fabricante aeronáutico estadounidense Boeing aplazó para el tercer trimestre de 2009 las primeras entregas de su nuevo aparato 787 (Dreamliner), anunciada antes para principios de 2009. Según Patrick O'Hare, analista de Briefing.com, UPS y Boeing indican 'claramente que el contexto económico en su conjunto se deterioró y dejan planear la incertidumbre sobre las perspectivas de beneficios de las empresas'. El consenso de los analistas subraya que los beneficios de las empresas del SP 500 caerá 10,9% en el primer trimestre de 2008 en relación al primer trimestre 2007. Pero el banco Citigroup, una de las instituciones financieras más afectadas por la crisis de los créditos 'subprime', permitió limitar las ventas, subrayó O'Hare. Citigroup se apresta a vender en 12.000 millones de dólares préstamos a riesgo en condiciones financieras razonables, factor que 'conforta a los inversores en la idea de que lo peor de la crisis financiera ha quedado atrás, lo que limita las ventas', según el analista. El mercado obligatorio terminó en alza. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 3,466%, contra 3,558% en la noche del martes, y el de los títulos a 30 años a 4,306%, contra 4,383%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.