Cesiones en los futuros americanos al estilo de Europa, aunque de forma ligera. Wall Street apunta a una apertura a la baja con las dudas sobre Grecia aún instaladas en el mercado. La casuística estadounidense concede especial atención, además, al petróleo después de que Barack Obama anunciara ayer el bloqueo total de todos los activos iraníes, incluídos los del propio Banco Central de Irán, al acusar al país de blanqueo de dinero habida cuenta de que se encuentra detrás la amenaza de su programa nuclear.

Grecia marca la actualidad después de que ampliara el plazo ayer mismo para llegar a un acuerdo con sus acreedores sobre el porcentaje de quita que finalmente aceptarán. Las declaraciones vertidas desde el seno de la Unión Europa no invitan precisamente al optimismo puesto que hay quien habla de una salida de Atenas de la Unión Monetaria. La vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria de Agenda Digital, Neelie Kroes, considera que la eurozona "no se hundiría" si dejase atrás a Grecia.

En este contexto y con los índices bursátiles europeos registrando caídas en el entorno del punto porcentual pasada la media sesión, los futuros de Wall Street ceden de forma muy liviana en la preapertura. El S&P 500 junto al Nasdaq 100 ceden un 0,05%, mientras que el Dow Jones de industriales pierde un 0,06%.

La temporada de resultados sigue marcando el panorama económico estadounidense y hoy es el turno de gigantes como Coca Cola, que pronostica para 2020 un beneficio neto de hasta 200.000 millones de dólares frente a los 100.0000 millones de 2010; Lincoln National y Walt Disney. Gigantes, por ciento, como General Motors que ha registrado unas ventas de vehículos en China de hasta 246.654 unidades en el mes de enero, un 8% menos respecto al año anterior, descenso atribuído a la caída del consumo durante la celebración del Año Nuevo Lunar que cayó precisamente en el primer mes de 2012. No obstante, GM prevé un beneficio de unos 8.000 millones de dólares para el ejercicio actual.

Mientras que el petróleo sigue acaparando la atención internacional. Las tensiones entre Estados Unidos e Irán siguen una escalada ascendente después de que ayer el presidente estadounidense, Barack Obama, anunciara el bloqueo absoluto de todos los activos iraníes, así como sanciones para las compañías con sede en territorio americano que mantuviesen sus negocios con el país. El crudo Brent escala este martes hasta los 116 dólares el barril, su nivel máximo de los últimos seis meses.