Por fin parece que los consumidores estadounidenses se animan a gastar, como así lo reflejan los datos semanales de ventas minoristas. La confianza en la economía se afianza en la calle y, por contagio, en la bolsa. Wall Street hoy ha abierto de par en par sus puertas para dejar pasar a los ansiosos compradores. Así pues, el Dow Jones ha comenzado subiendo un 0,31% hasta 10.438 puntos, el Nasdaq un 0,48% y el S&P 500 un 0,46%.
Las acciones en Estados Unidos se cotizaban con leves alzas el viernes por la mañana, después que el Gobierno informara que las ventas minoristas crecieron en noviembre casi el doble de lo esperado por Wall Street.

El Promedio Industrial Dow Jones ascendía 42 puntos a 10448, el índice Standard & Poor's 500 ganaba 5 a 1106 y el Índice Compuesto Nasdaq avanzaba 9 puntos 2199.

Dentro del Dow, las alzas eran encabezadas por United Technologies, Alcoa y Dupont, que ascendían más del 0,9%.

Las ventas minoristas ascendieron un 1,3% en noviembre, informó el viernes el Departamento de Comercio. La proyección promedio de los economistas consultados por Dow Jones Newswires era de un alza del 0,7%.

Sin embargo, las ventas crecieron en octubre un 1,1%, lo que se compara con la estimación inicial de un incremento del 1,4%. La revisión a la baja parecía limitar los avances de las acciones.

Los gastos del consumidor representan el 70% del producto interno bruto del país.

Por otra parte, los precios de los bienes importados en Estados Unidos registraron en noviembre su cuarto aumento consecutivo, encabezados por las alzas en los precios de los combustibles, una señal de que la recuperación económica está elevando los precios. Los precios de las importaciones ascendieron en noviembre un 1,7% frente al mes previo, informó el Departamento de Trabajo.

La acción de Boeing subía el 0,7% a 55,45 dólares. Tras más de dos años de retrasos, la empresa informó que su avión 787 Dreamliner podría realizar su primer vuelo tan pronto como el próximo martes.

National Semiconductor caía el 3,3% a 14,78 dólares pese a que la compañía registró en el segundo trimestre fiscal una ganancia de 47 millones de dólares, ó 20 centavos por acción, un aumento del 30% frente al beneficio de un año antes.

La producción industrial de China se aceleró en noviembre a su tasa más alta de este año, según datos oficiales publicados el viernes, lo que destaca la continua fortaleza en la recuperación económica del país.