Después de abrir al alza, las acciones en Estados Unidos se cotizaban sin una dirección definida el viernes a media sesión, a medida que la caída en los precios del petróleo generaba ventas en el sector energético.  Sin embargo, el alza de algunas emisiones del sector tecnológico contribuía a frenar los descensos. El Promedio Industrial Dow Jones perdía 26 puntos a 8529; el índice S&P 500 sumaba 0,6 a 919 y el Índice Compuesto Nasdaq ganaba 15 puntos a 1822.  En el caso del Dow, un descenso semanal representaría su primera caída semanal en un mes y sólo la tercera desde los mínimos de marzo.