El parqué neoyorquino ha roto el gafe de la semana y abre ligeramente en positivo impulsado por el dato de déficit comercial, mucho mejor de lo previsto. Veremos si Wall Street, que hoy amanecía con los ecos del discurso de Trichet, logra aguantar el envite de un posible dato negativo de paro. El euro/dólar se desploma hasta el 1,44.

El Dow Jones rebota un 0,25% y se coloca en los 12.081 puntos; se mantiene, por tanto, en zona de soportes. Dentro del selectivo de industriales, JP Morgan se lleva los mayores avances, subiendo un 0,70%, la plata para Chevron seguida de General Electric, con un 0,18% arriba. En la zona de las pérdidas, Walt Disney se deja medio punto porcentual después de que esta semana haya anunciado recortes en su plantilla ante la caída de las ventas. También en rojo Mc Donald´s, con una caída similar, de entorno al 0,50% y Travelers.

El tecnológico Nasdaq recorta un 0,08%, hasta los 2.673 puntos; mientras que el S&P 500 rebota a esta hora un 0,18% y se mantiene en el apoyo de los 1.281 puntos.

El mercado americano se mantiene hoy pendiente del dato de peticiones de desempleo donde la previsión es que se incremente ligeramente. De momento, lo que sí conoce Wall Street es la caída del déficit comercial un 6,7% en abril, mucho mejor de la que esperada.

Y si ayer fue el turno de Bernanke, hoy ha sido el presidente de la Fed de Filadelfia, Charles Plosser, el que se ha referido al techo de deuda de la economía estadounidense durante una conferencia organizada en la Society of Business Economists de Londres. Plosser ha instado a los políticos a tener una visión a largo plazo sobre la política fiscal del país, más que centran la actuación del gabinete económico de Obama en establecer constantes debates.

En el plano empresarial,  Visa avanza en sus planes para ofrecer servicios financieros vía móvil y ha cerrado un acuerdo de largo plazo con la británica Monitise.  Y, por su parte, Citi ha reconocido una entrada de los hackers en su base de datos, aunque asegura que los datos más sensibles siguen a salvo.

Lo llamativo de la jornada es la depreciación que está sufriendo el euro frente al dólar americano. Si hace dos días se veía el rumbo cogido hacia cotas del 1,47, hoy y tras el anuncio de Jean Claude Trichet de mantener los tipos de interés en el 1,25%, aunque inciará una dura vigilancia para controlar la inflación, el par euro/dólar recorta posiciones hasta el 1,449. El crudo Texas, por su parte, ha abierto con una subida del 0,72% y se coloca en los 101 dólares el barril.