Los índices de Wall Street se desinflaban ligeramente con cierta decepción entre los inversores por las declaraciones del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, que no hizo insinuaciones claras sobre una inminente rebaja en el precio del dinero.
Bernanke dijo en una reunión de la Fed en Jackson Hole, Wyoming, que el banco central está preparado para tomar medidas adicionales si son necesarias para evitar que la crisis del mercado de crédito dañe a la primera economía mundial. La bolsa neoyorquina, que había abierto con un fuerte repunte ante la expectativa de que Bernanke diese pistas meridianas sobre un recorte de tipos, se alejaba de las cotas alcanzadas en la apertura. Sin embargo, mantiene el tono alcista a la espera de las medidas que pueda anunciar el presidente George W. Bush para aliviar la carga de los ciudadanos que tienen dificultades para pagar sus hipotecas. El DJIA subía un 0,64% a 13.323,9, el Nasdaq composite sumaba un 0,80% a 2.585 y el S&P subía un 0,79% a 1.469 puntos a las 10.23, hora de Nueva York.