Y el verde llegó tras nueve días catastróficos para el mercado americano. La Bolsa neoyorquina intenta en su apertura recuperar parte del terreno perdido en la jornada de ayer cuando el batacazo de todos los índices rozaba el 5% en sintonía con Europa. El buen dato de paro del mes de julio, mejor de lo esperado, da alas a la economía estadounidense entre los rumores de un posible QE3.

Pasados los primeros minutos de negociación, los tres índices americanos consolidan subidas en el entorno del 1% impulsadas por el Informe de Empleo del que medio mundo vivía pendiente justo a las 14:30 de esta tarde. Después del decepcionante dato del ADP el pasado miércoles, hoy se ha invertido la balanza gracias a la creación de 117.000 nuevos puestos de trabajo durante el mes de julio y una tasa de desempleo que cae una décima hasta el 9,1%. Cifra bastante por encima de lo pronosticado por los expertos que esperaban del orden de 85.000 trabajadores nuevos para el mes pasado.

De este modo, el Dow Jones de industriales modera las ganancias de los primeros compases y repunta un 1,06%, hasta los 11.504 puntos; el tecnológico Nasdaq es el que menos repunta a esta hora, un 0,93% y se coloca en los 2.578 puntos, mientras que el S&P 500 sube un 1,19%, en los 1.214 puntos.

El oro, hoy sí, recorta posiciones y vuelve a la zona de los 1.650 dólares la onza. En el mercado de divisas, el euro se cambia a 1,42 dólares con una subida del 1,01% y el oil Texas se encuentra por encima de los 87 dólares el barril.