Wall Street podría abrir en positivo tras la estabilización de los rendimientos de los bonos después del repunte de ayer que provocó fuertes caídas en los índices por temores sobre los tipos de interés, según agentes. Los inversores se mantienen ahora a la espera de la remesa de datos macro de hoy, entre los que se encuentran las solicitudes semanales de subsidio de desempleo (14.30 hora peninsular española), los indicadores adelantados de mayo (16.00) y el índice Fed de Filadelfia sobre la actividad manufacturera de junio (18.00).
Según IG Index, el índice DJIA podría abrir con un avance de 21 puntos hasta 13.510. Por su parte, los futuros del S&P 500 se anotaban 2,10 puntos hasta 1.529,10, mientras que los del Nasdaq 100 ganaban 2,50 hasta 1.950,25. “Se espera que los indicadores adelantados muestren una subida respecto al mes anterior pero está por ver si el mercado se recuperará de ser así ya que sigue flotando el fantasma del rendimiento de los bonos”, explica un agente del mercado. Ayer los índices cerraron en negativo tras un repunte en los rendimientos de los bonos que reavivaron los temores sobre posibles subidas de tipos de interés, lo que dio lugar a caídas de tres dígitos en el índice DJIA. Mientras, la rentabilidad del bono a 10 años se mantenía en el 5,15%, igual que al cierre de ayer, frente al nivel del 5,09% de anteayer. En el frente empresarial, Dow Jones & Co podría suscitar compras después de que su consejo dijera que tomará el control de las negociaciones con News Corp sobre la oferta que el grupo de Rupert Murdoch ha presentado por 5.000 millones de dólares por el grupo de medios que publica The Wall Street Journal. “Creemos que esta decisión acelerará el proceso, ya que se comentaba que las negociaciones se habían estancado con la familia Bancroft family,” afirma UBS en una nota a clientes. Por su parte Pfizer acaparará miradas tras anunciar anoche que las autoridades sanitarias estadounidenses (FDA por sus siglas en inglés) emitieron una carta de aprobación para su medicamento contra el SIDA maraviroc, lo que significa que el regulador solicitará más información antes de aprobar la venta del tratamiento. Nasdaq Stock Market también estará en el candelero después de que el operador bursátil inglés London Stock Exchange (LSE) confirmara que se encuentra en negociaciones de fusión con Borsa Italiana, la operadora de la bolsa de Milán. Este movimiento de la LSE es interpretado por algunos analistas como un intento del operador británico por ganar tamaño e impedir que su rival estadounidense, que tiene casi un 30% en LSE, lance una nueva oferta por el grupo británico.