Adiós a la alegría en las plazas europeas. La desconfianza se impone en la renta variable española salpicada por el pesimismo de Wall Street. Sin apenas referencias macroeconómicas, el Ibex 35 pierde -0,51% y cierra en los 9.520 puntos con el sector energético al frente de los descensos. En el mercado de divisas, el euro-dólar se cambia por 1,396 unidades mientras el precio del crudo recorta posiciones hasta los 63,15 euros.

Las bolsas europeas se visten de rojo. Una apertura “miedosa” de WS contagia a los inversores del viejo continente y acaba con la alegría que ha sobrevolado durante toda la sesión. Aunque ha intentado resistirse, el selectivo español termina cediendo un -0,51% hasta los 9.520 puntos. Descensos que se agudizan también en el resto de índices europeos. El Dax alemán se deja -1,30%, el Cac 40 pierde -1,09%, el FTSE 100 cierra con un caída de -0,19% y el Eurostoxx 50 lo hace un -1,08%. Y es que en Europa hay temas pendientes sobre la mesa. Los Ministros de Economía de los 27 piden que se generalice en toda la Unión Europea el sistema de “provisiones dinámicas” para las entidades financieras. Una “receta” adecuada para prevenir futuras crisis que ha introducido el Banco de España. El mismo que asegura que tiene “manos libres” para reestructurar el mapa financiero pero que no impide que la banca española pase el stress test de la UE, como ha asegurado la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado. 

Precisamente es el sector financiero el que mejor ha terminado la sesión. Es el caso de Bankinter que subió un 1,31%, Banco Popular repuntó un 0,49% y Banesto rebotó un 0,68% un día antes de hacer público sus resultados del primer semestre. “Unas cifras que pueden padecer una desaceleración y un peor tono que las presentadas en el primer trimestre y que pueden suponer un 10% menos”, como asegura Javier Barrio, responsable de ventas institucionales de BPI. Además, según Alberto Rodríguez, director de renta variable de Hermanos Moro AF “no deberíamos tomar posiciones en esta entidad hasta que no supere la zona de los 7,50 euros”.

Dos los dos grandes, BBVA ha mantenido las alzas con un 0,91% de subida frente a las pérdidas de -0,12% que se deja el Santander de la que llegan noticias desde Latinoamérica. El presidente de la División América del banco Santander, Francisco Luzón, destacó hoy que en la entidad están “satisfechos” con la venta del Banco de Venezuela aunque recalcó que esto no significa que Santander se marche del país latinoamericano.

El resto de pesos pesados, Iberdrola se deja un -1,65%% después de asegurar que ha mantenido informados a sus socios (EVE, BP y Repsol) de su intención de vender la participación del 25% que posee en BBG. Por otro lado, Telefónica se deja -0,44%. La acción protagonista de la jornada, Repsol YPF, insiste en no tener ninguna oferta firme sobre YPF pese a haber recibido de la compañía china CNPC una oferta por el 75% de YPF valorada en 10.416 millones de euros. Una información con un impacto “claramente positivo” para la petrolera a pesar de que la acción hoy no tenga la reacción adecuada, como explica Javier Barrio. Y es que los títulos de la petrolera española cierran con una caída del -1,56%. Aún así, Alberto Rodríguez es positivo con la acción y cree que estos recortes deberían aprovecharse “para tomar posiciones pero sin demorar demasiado la compra”.

El resto del sector energético sucumbe a las pérdidas. Gas Natural cierra con un descensos del -1,54%%, Endesa lo hace un -1,88%. Del mismo modo, Abengoa recorta posiciones hasta el -1,03% y un -1,01 lo hace Gamesa.


Y en mercado continuo…

La mayor subida dentro del continuo es para Natra que se anota un rebote del 7,69% frente a Realia que se deja un -4,31%. Sin duda, los dividendos centran también la atención del mercado en el que CAF, que sube un 0,69%, abona un dividendo de 9,5 euros por acción mientras que Cepsa retribuye al accionista con 0,60 euros por acción y baja un -1,66%.

Los títulos de Parquesol cierran con un repunte de 2,02% en una jornada en la que rompe San José y Diego León rompen la compraventa del 20% en la compañía, según han comunicado a la CNMV. La que sigue volando alto es Vueling con una revalorización del 2,56%. Javier Barrio es muy positivo con la de la nueva compañía resultante, ya que “el potencial de la misma será muy importante”.