La Bolsa de Nueva York cerró en neta baja este jueves, ante un incremento de los temores sobre una eventual recesión en Estados Unidos, tras la publicación de índices económicos considerados 'decepcionantes': el Dow Jones perdió 1,15% y el Nasdaq 1,17%.El Dow Jones Industrial Average (DJIA) bajó 142,96 puntos a 12.284,30 unidades y el índice de alto componente tecnológico Nasdaq perdió 27,32 puntos a 2.299,78 unidades, según cifras definitivas de cierre.El índice ampliado Standard and Poor's 500 cedió por su parte 17,51 puntos a 1.342,52 unidades (-1,29%).'La sesión fue muy volátil', explicó Briefing.com. 'En la primera mitad de la sesión, los índices estaban en verde, pero el pesimismo primó en toda la segunda parte de las operaciones', agregó. Contracción de la actividad industrial
Los inversores reaccionaron negativamente a la 'contracción' de la actividad idustrial de la región de Filadelfia (noreste de EEUU) en febrero, cuyo índice cayó a -24,0 puntos contra -10,0 puntos esperados, según los analistas.Esta declinación de la actividad junto al cuarto repliegue consecutivo del índice compuesto de la actividad económica, que se supone adelanta la evolución de la economía en los próximos meses, 'señalan un riesgo de recesión elevado', subrayó Al Goldman (A.G Edwards).En consecuencia 'todos los viejos fantasmas reaparecieron', afirmó por su parte Mace Blicksilver (MarbleHead Asset Management), citando principalmente la incertidumbre sobre las pérdidas que registran las instituciones financieras a causa de los préstamos hipotecarios a riesgo 'subprime' y el elevado precio del petróleo, que supera los 98 dólares en Nueva York. 'Todas esas nubes llevaron a muchos inversores a marginarse. Algunos preguntándose si ya no estamos en recesión', indicó el analista.La FED evitó las ventas masivasSin embargo, dejando la puerta abierta a una reducción adicional de las tasas de interés en marzo para dar un respiro al mercado de crédito, en sus actas de su última reunión publicadas el miércoles, la Reserva Federal estadounidense permitió evitar las ventas masivas, según Lindsey Piegza, analista de FTN Financial. El mercado obligatorio terminó en alza. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 3,784%, contra 3,917% en la noche del miércoles, y el de los títulos a 30 años a 4,553%, contra 4,644%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.