El parqué estadounidense se colorea de rojo con una temporada de presentación de resultados empresariales iniciada con mal pie por parte de Alcoa. El Dow Jones cae un 0,70% hasta los 12.294 puntos, el Nasdaq un 0,62% y el S&P 500 un 0,70%. En el mercado de divisas el euro sube a 1,45 dólares y, en el de materias primas, el West Texas cae a 108 dólares el barril.

A cierre de la sesión de ayer Alcoa presentó unos resultados por debajo de previsiones. La alumínica salió de pérdidas en el primer trimestre al ganar 308 millones, sin embargo, los ingresos defraudaron al ubicarse por debajo de los 6.200 millones esperados por el mercado. Esta mixtura de cuentas es castigada hoy con una caída del 5%. Además, mañana JP Morgan será la primera gran financiera estadounidense en presentar sus cuentas. De momento, los inversores la castigan con una caída del 1%.

Pero el parqué estadounidense no se ve perjudicado sólo por las malas noticias de EE.UU., también por las que llegan del otro lado del charco. Las últimas réplicas de seísmos en Japón han elevado la alerta nuclear al máximo escalón y dificultan la producción y abastecimiento de compañías como Ford, que ya ha adelantado que sus cuentas se verán afectadas por estos hechos. La automovilística americana hoy se deja un 0,71%.

También se tiñe de rojo Hewlett Packard después de que se haya dado a conocer en el mercado que estuvo negociando la compra de Tibco pero las conversaciones no llegaron a buen puerto. HP cae un 0,37%, mientras que Tibco se dispara cerca de un 9% en el Xetra alemán.

Sin salir del sector tecnológico, Cisco planea cerrar su deficitario negocio Flip-Cam, unos pensamientos que son premiados con una subida del 0,43% en el Nasdaq.