El parqué estadounidense abre la sesión en negativo lastrado, por enésima vez, por el techo de deuda estadounidense. El retraso de la votación de ayer para acordar una solución a este problema hace mella en la confianza de los inversores que, para colmo, hoy han conocido que su economía creció menos de lo esperado. El Dow Jones se deja un 1,02% hasta los 12.115 puntos, el Nasdaq un 0,96% y el S&P 500 un 1,04%. En el mercado de divisas el euro sube a 1,43 dólares y, en el de materias primas, el barril de West Texas cae a 95,62 dólares.


La Cámara de Representantes aplazó ayer la votación sobre el plan para elevar el límite de la deuda soberana estadounidense después de que el Tea Party se rebelara. Esto está echando más tierra sobre la cotización de Wall Street que se desploma partiendo de los bancos, mayores acreedores del Tesoro americano. Bank of America pierde un 1,89%, Wells Fargo un 1,59%. Citigroup un 1,05%, JP Morgan un 1,62% y Morgan Stanley un 1,21%.

Además, hoy se ha conocido que la economía estadounidense creció a un ritmo anual del 1,3 % en el segundo trimestre del año.En su informe anterior el Gobierno había indicado que el PIB había crecido a una tasa anualizada del 1,9 % en el primer trimestre. La mayoría de los analistas había calculado un ritmo del 1,6 % al 1,9 % entre abril y junio.

Entre los resultados empresariales, hoy hemos conocido los de Chevron. El gigante petrolero de California ganó en el segundo trimestre fiscal de 7.7 millones de dólares, superando las expectativas de los analistas gracias a que se benefició de los altos precios del petróleo. Aún así, hoy también es pasto bajista y pierde un 0,56%.

Los laboratorios Merck planean reducir su plantilla entre un 12% y un 13% hasta 2015 en el marco de la reestructuración de la compañía tras su fusión con Schering-Plough. Los inversores castigan esta idea con una caída del 1,75%.