El mercado estadounidense comenzará la sesión cotizando en positivo y con el Dow Jones y el S&P 500 partiendo de sus máximos históricos, consolidados ayer al calor del esperado mantenimiento de las políticas ultra expansivas por parte de la Fed. Además, los inversores hoy cuentan con el respaldo de los resultados empresariales, como los de JP Morgan, que han sorprendido positivamente. Mientras, en el mercado de divisas, el euro-dólar cotiza en 1,3044 dólares y, en el de materias primas, el barril de West Texas comienza a descender y se sitúa en los 104,77 dólares.

Ayer Dow Jones y S&P 500 cerraron superando máximos históricos, los cuales, habían marcado a finales de mayo. Además, el foco de atención este viernes se centra en el plano empresarial, especialmente en la gran banca. JP Morgan ha rendido cuentas antes de la apertura y ha superado las expectativas. En concreto, la financiera obtuvo un beneficio neto en el segundo trimestre del año de 6.500 millones de dólares, o de 1,6 dólares por acción, un 31% más que los 4.960 millones de dólares, ó 1,21 dólares por título, que obtuvo en el mismo periodo del año anterior. Sus títulos se revalorizan un 0,16% antes de que abra el mercado.

También rendirá cuentas hoy Wells Fargo, el mayor banco hipotecario de EEUU. Los expertos esperan un beneficio por acción de entre 0,89 y 0,93 dólares por título, y unos ingresos en torno a los 21,2 millones de dólares. No obstante, en pre-apertura cede un 0,07%. (Ver: Wells Fargo, una apuesta alcista antes de resultados)

En materia económica, la Oficina de Estadísticas del Trabajo dará a conocer su informe mensual sobre los precios de producción, mientras que la Universidad de Michigan y Thomson Reuters lanzarán su encuesta de confianza del consumido.