La confianza en las acciones estadounidenses se ha reactivado esta jornada haciendo subir a los indicadores desde los primeros instantes de negociación. Los inversores apuestan por las comparas impulsando a escalar al Dow Jones un 0,34% hasta los 10.281 puntos, al Nasdaq un 0,69% y al S&P 500 un 0,52% en una jornada pobre de noticias macroeconómicas pero en la que los máximos apuntados ayer podrían ser superados si sigue esta tónica.
Los mercados se encuentran hoy cerrados al otro lado del Atlántico por la festividad del Día del veterano, por lo que la inversión en la bolsa estadounidense viene impulsada por la convicción creciente de los últimos días.
 
La bajeza que el dólar ha presentado en la última jornada ha servido de reclamo para comprar activos de riesgo a los accionistas. La moneda estadounidense hoy ha alcanzado otro mínimo al tiempo que el euro se fortalecía. Esta madrugada la moneda única se cotizaba ya a 1,5035 dólares. Todo detonó tras las buenas cifras económicas de Asia.
 
Pese al panorama que pinta para la moneda estadounidense, Robert Zoellick, presidente del Banco Mundial ha dicho que “el dólar estadounidense es una divisa relativamente segura” y el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, por su parte, ha declarado “creo firmemente que es muy importante para EE.UU. y la salud de la economía estadounidense que mantengamos un dólar fuerte” aunque “podría no ser razonable un descenso moderado de la divisa”. Y es que, con un dólar débil las exportaciones se incrementan, repercutiendo favorablemente en la reducción del déficit y el crecimiento del comercio del país.
 
La temporada de presentación de resultados ya da sus últimos coletazos hoy de la mano de Macy’s cuyas cuentas se vieron reducidas en el tercer trimestre con pérdidas por valor de 35 millones de dólares. Aún así, el aumento de los márgenes ha servido de colchón para reducir las pérdidas de 44 millones de dólares del mismo periodo del año. Hoy el valor caía un 6,18% en el NYSE.
 
Hoy el presidente ejecutivo de AIG ha comunicado a la compañía su pretensión de dimitir sólo tres meses después de tomar el cargo. La razón que le motiva a cesar en su puesto son las restricciones gubernamentales y revisiones de compensaciones. Tras esta comunicación, los inversores salen del valor haciéndolo descender casi un 3%.
 
El recorte de gastos echando mano de los despidos se contagia entre empresas cada vez más. Esta vez ha sido Adobe Systems la que ha anunciado que eliminará cerca de 680 puestos a nivel mundial, lo que está siendo penalizado en la bolsa con una caía del 3,58%.