La bolsa estadounidense abrió sin rumbo definido mientras el mercado se mantiene a la espera de conocer el dato de viviendas nuevas de febrero para conocer si existe una ralentización en el mercado inmobiliario que podría lastrar el crecimiento del conjunto de la economía.
Tras la apertura el índice DJIA perdía un 0,02% hasta 12.478,53 mientras que el Nasdaq ganaba una 0,12% hasta 2.451,96. Los temores a que se produjera una crisis en el mercado de hipotecas de riesgo han acechado sobre Wall Street en los últimos meses, a lo que también ha contribuido al desplome generalizado en la demanda de viviendas. El dato de ventas de viviendas nuevas de febrero que se publicará esta tarde, que se espera muestre un avance de 937.000 a 995.000 viviendas, podría marcar el tono del mercado tras los fuertes avances de la semana pasada. El viernes se conoció un inesperado repunte en las ventas de viviendas de segunda mano del mes pasado, lo que reforzó la creencia de que el sector inmobiliario no estaría en un momento tan malo como se había temido, según agentes. En el frente empresarial, Citigroup subía un 0,25% a 51,83 tras publicar Wall Street Journal que la compañía está finalizando un plan de reestructuración que podría dar lugar a un recorte de 15.000 puestos así como a una carga contra beneficios de al menos 1.000 millones de dólares. Por su parte, General Electric perdía un 0,53% hasta 35,73. Hoy se ha conocido que la división de plásticos de la compañía podría ser objeto de una oferta de compra de 12.000 millones de dólares por partes de Saudi Basic Industries Corp, según Financial Times de Reino Unido. United Technologies ganaba un 0,55% hasta 67,03 después de que Credit Suisse aumentara su recomendación a 'mejor que mercado' desde 'neutral', añadiendo que hay una oportunidad para la compañía de aumentar sus márgenes en la mayoría de sus negocios. Dell Inc crecía un 2,9% hasta 23,46 dólares tras la mejora de nota de 'neutral' a 'comprar' por parte de Goldman Sachs, que cita varios catalizadores para aumentar su cotización en los próximos 12-18 meses. Además, Alcatel-Lucent avanzaba un 4,3% hasta 12,03 dólares tras conocerse que suministrará una amplia variedad de equipamiento de redes, aplicaciones y servicios para dar apoyo a la actual expansión de la red de Verizon Wireless por unos 6.000 millones de dólares.