El mercado americano abre en color mixto, aliñado por dispares resultados empresariales y buenas noticias del mercado inmobiliario. El Dow Jones cede un 0,06% hasta los 14.809 puntos y el S&P 500 un 0,03%, mientras que el Nasdaq suma un 0,03%. En el mercado de divisas, el euro-dólar recupera los 1,31 dólares y, en el de materias primas, el barril de West Texas cede a 93,97 dólares.

En esta apertura, nuevamente recibimos noticias positivas por parte del mercado inmobiliario estadounidense. El índice S&P/Case-Shiller, que mide la evolución del precio de la vivienda en las 20 mayores ciudades del país, subió en febrero un 9,32% en comparación con el mismo mes del año anterior. Respecto al mes de enero, la subida del indicador fue del 1,24%. Esta subida del precio de la vivienda es la mayor desde mayo de 2006, lo que confirma la buena marcha de este mercado, luego del pinchazo de la burbuja. Víctor Alvargonzález, director de inversiones de Tressis, considera que “la burbuja inmobiliaria estadounidense ha desaparecido. Sólo hay stock de viviendas antiguas para 3 meses y hay que construir más. Cada vivienda que se construye se generan 9 puestos de trabajo directos y 21 indirectos. Por tanto, la vivienda va a ser un motor importante para el mercado estadounidense”.

Además, las miradas se dirigen a la Reserva Federal, pues la entidad que preside Ben Bernanke decidirá entre hoy y mañana si continúa con su plan de recompra de acciones. A juzgar por los últimos datos de PIB y empleo, los expertos dan por hecho que la entidad continuará probablemente con su “agresiva” política. Máxime teniendo que hacer frente a una posible bajada de tipos en Europa este jueves.

En el plano empresarial…
En el apartado de resultados empresariales, Legg Mason ha anunciado un beneficio por acción de 0.52 dólares, por encima de las previsiones de 0.46 dólares del mercado. Sin embargo, en la apertura se deja un 0,10%.

McGraw Hill acumuló durante el primer trimestre un beneficio de 735 millones con unos ingresos que alcanzaron los 1.180 millones de dólares. Sus títulos suben un 1,50%. Su filial, la agencia de calificación crediticia Standard & Poors, también ha rendido cuentas. S&P alcanzó en el primer trimestre del año un beneficio de 259 millones de dólares, lo que representa una mejora del 39,2% respecto al mismo periodo de 2012.

Y además, dos de las grandes. Por un lado, Office Depot ha anunciado pérdidas de 0.06 dólares por acción en el primer trimestre, frente a un beneficio de 49.50 millones de dólares del mismo trimestre del año anterior. Excluyendo operaciones y otros cambios de reestructuración, la compañía habría ganado 1 millón de dólares, o 0.0 dólares por acción. Sus títulos hoy pierden un 0,80%.

Pfizer es otra de las compañías que ha publicado beneficios, ésta sí, de 0.54 dólares que quedan ligeramente por debajo el consenso del mercado, que esperaba en torno a 0.55 dólares por acción. La farmacéutica se desploma un 2,17%.

Y además, Express Scripts avanza en torno a un 0,91% - hasta los 58,97 dólares- después de anunciar que para 2013 ve un beneficio en el rango de los 4.23-4.33 dólares por acción, por encima de las estimaciones de 4.20-4.30 dólares por título. Sube un 1,10%.

Ayer al cierre Newmont Mining publicó una caída de 315 millones de dólares en su beneficio neto, 0.63 dólares por acción, desde los 490 millones anunciados un año antes. Los títulos de la compañía hoy reaccionan con pérdidas del 5%.