Los inversores apuestan de manera tímida por las compras en la apertura del parqué neoyorquino con la vista puesta en este próximo jueves ante la posibilidad de que el Presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, deje entrever alguna pista sobre la decisión que tomará el Banco Central Estadounidense en materia de tipos de interés en su próxima reunión. El Dow Jones se apunta un 0,29% hasta los 12.837 puntos, el tecnológico Nasdaq crece un 0,09% hasta los 2.506 puntos y el S&P 500 recupera un 0,30% hasta los 1.415. Un tímido repunte en una jornada que aún sufre la resaca del pasado viernes en la que los malos datos de empleo volvieron a hacer sonar con más fuerza las campanas de recesión económica al otro lado del charco. Las miradas se centran en el sector tecnológico, muy castigado en la última jornada, en un día en el cual no se esperan sobresaltos y en el que además el petróleo ha dado una tregua al mercado al cotizarse por debajo de los de los 98 dólares el barril.
La esperanza de que Ben Bernanke desvele el jueves algún indicio sobre la intención de la Fed de recortar los tipos de interés hace que Wall Street comience la semana con el ánimo de recuperarse del varapalo sufrido la semana pasada tras las cifras de desempleo. El fantasma de la recesión económica se hace cada vez más patente en el mercado neoyorquino y la esperanza de que se produzca ese recorte en el precio del dinero hace que los inversores se decanten por las compras, después de dejar atrás la peor semana del año en Wall Street desde julio de 2007. Mirando al sector tecnológico En el sector tecnológico, especial atención a Intel, que repunta un 1,02% hasta los 22,86 dólares, después de perder casi un 14% durante las últimas tres sesiones bursátiles. El fabricante de semiconductores recibió dos recortes de recomendación por parte de dos grandes firmas de inversión, Bank of America y JP Morgan, que han situado su consejo sobre Intel en neutral. Dell por su parte no consigue cotizar en positivo, cede un 2,36% hasta los 21,53 dólares. Continúa de la mano de las pérdidas después de que junto con Hewlett Packard, que sube un 0,21% hasta los 46,97 dólares y Microsoft que gana un 0,55% hasta los 34,53 dólares, fueran las compañías más castigadas del sector tecnológico el viernes. El miedo se apodera del mercado y parece que no sólo el sector inmobiliario va a verse afectado por las consecuencias reales de la “crisis subprime”. Y es que, aunque todavía no se plantea en firme, hay expertos que ya hablan a las claras de la posibilidad de entrar en una recesión económica. Por otra parte, los inversores giran la miradas también hacia Motorola que ha anunciado un plan para adquirir el servicio asiático de música Soundbuzz en su esfuerzo por recuperar participación en el mercado y ha presentado dos nuevos modelos de teléfonos móviles. La noticia de momento no ha sentado bien en Wall Street y el tercer mayor fabricante de teléfonos móviles del mundo cede un 0,27% hasta los 15,03 dólares.