La cadena estadounidense de distribución minorista Wal-Mart ha recuperado en 2010 el título honorífico de ser la mayor empresa de EEUU, que el año pasado cedió a la petrolera ExxonMobil, que este año vuelve a ocupar la segunda posición, según el 'ranking' elaborado por la revista 'Fortune'.
En concreto, Wal-Mart recupera el trono de las empresas estadounidenses tras lograr una cifra de negocio de 408.214 millones de dólares (302.321 millones de euros) y un beneficio neto de 14.335 millones de dólares (10.614 millones de euros), mientras que ExxonMobil facturó 284.650 millones de dólares (210.760 millones de euros), aunque el beneficio de la petrolera alcanzó los 19.280 millones de dólares (14.275 millones de euros).

El resto de las diez primeras posiciones del listado está ocupado por Chevron, General Electric, Bank of America, ConocoPhillips, AT&T, Ford, JP Morgan Chase y Hewlett-Packard. Las entradas de BofA y JP Morgan son las únicas novedades entre las diez mayores compañías de EEUU, confirmando la recuperación del sector financiero.

Por el contrario, General Motors registra la pérdida de posiciones más relevante de la presente edición, puesto que tras su reorganización para salir de la suspensión de pagos el pasado verano, el coloso de Detroit cae al decimoquinto lugar desde la sexta posición de 2009, saliendo de las diez primeras posiciones del 'ranking' por primera vez desde que fuera lanzado por 'Fortune' en 1955.