En comparación con los últimos años la rentabilidad por dividendo actual es elevada, continuando un proceso de reversión a la baja desde niveles del 5% coincidentes con los mínimos de septiembre del precio.
 Asimismo el PER se encuentra en niveles de marzo de 2009, previos al suelo del valor.




Desde septiembre de 2011 hasta enero 2012 se revalorizó un 50%, corrigiendo este movimiento desde entonces hasta la actualidad. La directriz bajista desde los máximos alcanzados en ese mes, en 92,6 euros, actualmente se está perforando al alza. El valor realiza desde febrero un suelo en 66,7euros, generando sus indicadores señales alcistas. Por otro lado se aprecia cómo el volumen aumenta en las alzas, disminuyendo en las caídas.





En escala de dos semanas se aprecian síntomas técnicos similares a los tenidos en el suelo de 2009, cuando el precio se revalorizó en dos años un 300%.



Por lo expuesto pensamos que el valor puede constituir una buena ocasión de compra tanto para perfiles de corto plazo (ruptura del movimiento correctivo desde febrero y sólido soporte en 66,7€) como para perfiles de medio plazo (atractivos ratios y síntomas alcistas en escalas de dos semanas).

Recomendación: COMPRAR CORTO Y MEDIO PLAZO